En directo
    América Latina
    URL corto
    0 61
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El enfrentamiento entre el Gobierno transitorio y el parlamento de Bolivia se agudizó al ratificar ambas partes sus fuertes discrepancias sobre la fecha de las elecciones generales pendientes y la regulación de los poderes presidenciales bajo un estado de excepción.

    "El Gobierno transitorio y el Movimiento Al Socialismo (MAS, que controla el parlamento) están cada vez más enfrentados, pero no solo por la coyuntura sino por la supervivencia de la democracia y la estabilidad social, con visiones muy distintas", dijo a Sputnik el politólogo Gonzalo Balcázar.

    El especialista, exdocente de la universidad de El Alto, afirmó que lo que estaba ocurriendo en Bolivia era "el choque entre la mayor fuerza política organizada en la historia del país, el MAS con sus luces y sombras, y un Gobierno transitorio que quiere quedarse y se ha propuesto destruir a ese partido".

    Balcázar comentó así la decisión de la presidenta Jeanine Áñez de dejar en suspenso la promulgación de la ley sancionada la semana pasada, que fija para el 6 de septiembre, a más tardar, las elecciones generales que estaban convocadas para el 3 de mayo y fueron ya pospuestas dos veces a causa de la pandemia de COVID-19.

    Mandato constitucional

    Áñez, cuyo mandato constitucional prioritario es conducir el proceso electoral, parece haber encontrado en la pandemia "la ocasión perfecta para justificar su candidatura, atacar al MAS y darle largas al calendario electoral", dijo el analista.

    La semana pasada, la gobernante dio señales confusas antes de anunciar, en una suerte de veto, que firmaría la ley de elecciones solo después de que el parlamento justifcara una fecha de votación que coincidiría con la emergencia sanitaria.

    Al reafirmar esa línea, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, dijo a reporteros que para el Gobierno "nada hay más importante que la salud y la vida, y esto no lo entiende el MAS con sus afanes electorales".

    En réplica, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, aseguró en conferencia de prensa que el parlamento, representado por su presidenta y líder del Senado, la masista Eva Copa, promulgaría la polémica ley si fuese necesario.

    "La Constitución señala que, una vez enviada (la ley) al Ejecutivo, ella (la Presidenta) tiene diez días para pronunciarse, rechazando o aceptando esta ley. Si la rechaza, bueno tendremos que ser nosotros nuevamente quienes la aprobemos, tal cual el pueblo boliviano lo está pidiendo", dijo Choque.

    Copa ya había utilizado su cargo en abril para promulgar otra ley sobre el proceso electoral rechazada por la gobernante autoproclamada.

    El MAS se declaró en emergencia y llamó a la comunidad internacional a presionar en favor de las elecciones, recordando que la fecha de votación fue definida por los partidos y el Tribunal Electoral, en una negociación que tomó en cuenta la pandemia y de la cual el partido de Áñez se apartó a último momento.

    Estado de excepción

    "Para agravar el conflicto político, el MAS impulsa en el parlamento otra norma que enoja al Gobierno, la Ley de Estados de Excepción, en muestra de que el diálogo sincero entre ambas partes parece imposible", apuntó el analista Balcázar.

    Ese proyecto fue aprobado la semana pasada por el Senado y será votado en los próximos días por los diputados, con objeto de establecer control parlamentario sobre eventuales estados de excepción decretados por la Presidencia.

    La ley, que pone límites a la acción de policías y militares en los estados de excepción, será demandada ante el Tribunal Constitucional porque "solo busca impunidad para los manifestantes masistas", anticipó el viceministro Santamaría.

    Por la correlación de fuerzas legislativas, el Gobierno no podrá impedir la sanción de esa ley, como tampoco logró frenar la creación de comisiones especiales de investigación de recientes escándalos de presunta corrupción, como los que rodearon a compras estatales de respiradores y materiales antidisturbios.

    Etiquetas:
    elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook