En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió ser querellante e investigar al expresidente Mauricio Macri (2015-2019) en el marco de una causa que indaga a los dueños de una cerealera intervenida, el Grupo Vicentín, por supuesto lavado de activos.

    "La UIF se presentó como querellante", informaron fuentes judiciales a las que accedió Sputnik.

    La entidad, que goza de autonomía política y financiera y es responsable del análisis de información para prevenir delitos como el lavado de activos y otros delitos financieros pidió también que se impute a los expresidentes del Banco Central entre 2018 y 2019, Guido Sandleris y Javier González Fraga.

    La cerealera, cuya intervención y próxima expropiación anunció el presidente Alberto Fernández esta semana, tiene una deuda con el Banco Nación de más de 18.500 millones de pesos (262 millones de dólares al cambio actual) por los créditos concedidos supuestamente de manera irregular.

    La UIF también sospecha que algunas firmas asociadas a Vicentín tendrían fondos en el exterior.

    En la causa que instruye el juez federal Julián Ercolini por supuesto perjuicio al Estado ya se encuentran imputados los dueños de Vicentín, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, y el extitular del Banco Nación González Fraga.

    Según el organismo, "habrían existido instrucciones explícitas de Presidencia para favorecer al grupo empresario", señala el documento presentado en la causa que impulsa el fiscal Gerardo Pollicita.

    "Las gerencias operativas habrían sido instruidas personalmente por González Fraga (el extitular del Banco Nación) para beneficiar a la firma, y éste, a su vez, habría sido instruido al respecto por el entonces presidente de la Nación", añade el escrito.

    Vicentín integraría una red de empresas radicadas en Paraguay, Uruguay, Brasil y España, según la investigación del organismo.

    Una de esas compañías es la firma Renova, socia de Glencore, que también es investigada por la supuesta fuga de activos en el exterior.

    El presidente de Argentina, Alberto Fernández, reunido con el CEO de Vicentin, Sergio Nardelli
    © Foto : Gentileza Prensa de Presidencia Argentina
    "Existen indicios que nos permiten sostener que Vicentín no solo habría simulado su estado de cesación de pagos sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero", advierte la UIF.

    El organismo considera posible que el grupo empresario Vicentín en realidad presentaba una solvencia económica "saludable" y "habría remitido buena parte de sus ganancias al exterior mediante maniobras que se presentan al menos como sospechosas".

    Vicentín fue uno de los mayores aportantes a las campañas presidenciales de Macri, tanto en las elecciones presidenciales de 2015 como en la de 2019, con un aporte de unos 27,5 millones de pesos (382 millones de dólares al cambio actual).

    Contexto

    En los próximos días, el Gobierno argentino mandará al Congreso un proyecto de ley para expropiar la empresa y declararla de utilidad pública.

    Los activos de la agroexportadora formarán parte de un fondo fiduciario del que será responsable la empresa de capitales mixtos YPF agro, una cadena de negocios de la petrolera estatal argentina.

    El Grupo Vicentín posee varias ramificaciones en el mercado alimenticio, vitivinícola y en el de la carne, además de tener diversas plantas de acopio de cereales y oleginosas y una división relevante de producción de biodiésel, entre otros segmentos.

    La empresa arrastra una deuda total de 1.350 millones de dólares.

    Etiquetas:
    Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook