En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Cuba (136)
    0 60
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Cuba se alista a iniciar el proceso de recuperación post-pandémica del COVID-19, con la aplicación de un plan de medidas que incluye varias etapas, y que fue discutido durante la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros.

    "Se ha trabajado intensamente en función de salvar vidas y los resultados nos conducen a vislumbrar que estamos en un momento cercano a pasar a la recuperación", subrayó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien encabezó la reunión del gabinete, según una publicación del sitio web Presidencia Cuba.

    El mandatario explicó que se está elaborando la estrategia para enfrentar la pandemia, la cual incluye dos etapas que buscan lograr un regreso paulatino a la normalidad, y que se hará pública oportunamente.

    Díaz-Canel subrayó que se trabajará además en evitar que esta enfermedad se convierta en endémica, por lo que se implementarán todas las medidas higiénico-sanitarias que correspondan.

    Por su parte, el primer ministro cubano, Manuel Marrero, detalló el plan de medidas, que incluye las áreas de salud, turismo, cuestiones laborales y tributarias, comercio exterior e interior, transporte, educación, deporte y cultura, incluidas las actividades recreativas para el verano.

    Según Marrero, las medidas se irán aplicando de manera gradual, y se irán ampliando y flexibilizando los servicios en cada uno de los momentos que se han trazado, precisa la web Presidencia Cuba.

    "No va a haber una apertura brusca en la primera fase, aunque reinician ya varias actividades", enfatizó el primer ministro cubano.

    Principales medidas para la recuperación

    El plan gubernamental para una recuperación post-pandemia del COVID-19 en Cuba constará de dos etapas de recuperación, y la primera de ella estará compuesta de tres fases.

    Aunque la fecha de aplicación del plan de medidas no se ha anunciado, la reactivación de las actividades y servicios se dará de manera gradual y asimétrica, y se buscará evitar un rebrote.

    Se mantendrán las medidas sanitarias de distanciamiento físico y el uso obligatorio de las mascarillas (nasobucos), en todas las actividades de la primera fase.

    A partir de la segunda fase, las mascarillas sólo se emplearán en los lugares públicos donde exista concentración de personas, y se mantiene vigente la prohibición de entrada a los centros laborales de personas con síntomas respiratorios, y la desinfección de manos y superficies.

    Para la primera fase, se abrirá solo el turismo local, y en la segunda iniciará el internacional, de forma gradual y en función de la demanda, únicamente en los cayos del norte y sur de Cuba, donde se aplicará una prueba PCR a cada viajero internacional y se tomará la temperatura.

    También se establece que en los hoteles se mantenga una vigilancia clínico-epidemiológica, por un equipo de especialistas, para detectar casos, y se limitará la ocupación y la capacidad en los servicios gastronómicos y recreativos.

    Se anunció que los campismos populares abrirán para el verano para los turistas locales, con un protocolo de medidas sanitarias propias.

    Se prevé la flexibilización gradual de los servicios necrológicos; así como la reanudación del cobro de la electricidad y del gas, en la segunda fase, y se restablecen además los servicios jurídicos, que incluye la formalización del matrimonio.

    Otra de las medidas será la flexibilización de las facultades de importación en determinadas nomenclaturas y se estimula la reactivación de la exportación y la inversión extranjera, desde la misma fase inicial de la recuperación post COVID-19.

    En el transporte, en la primera fase, se mantienen las restricciones de entrada y salida del país, se restablecerán, con limitaciones, el transporte público urbano, intermunicipal y rural, tanto estatal como privado, y las transportaciones de rutas regulares entre provincias se restituirán en la segunda fase.

    Por su parte, el curso escolar reabrirá en el mes de septiembre para su culminación y en noviembre iniciará el nuevo periodo lectivo, y respecto al deporte, continúan suspendidos los eventos internacionales, aunque volverá a retomarse la preparación con vistas a esas citas.

    En el sector de la cultura, comenzarán a abrir los museos e iniciará la comercialización del talento artístico, a partir de la demanda de la gastronomía y el turismo, pero sólo dentro de las instalaciones, y para la segunda fase de la recuperación, empezarán a funcionar las casas de cultura, los teatros y los cines, con las medidas de salud que se han definido.

    Se confirmó que no se promoverán actividades que incentiven aglomeraciones y concentraciones de personas, como los carnavales y otras festividades populares.

    Tema:
    El coronavirus en Cuba (136)
    Etiquetas:
    recuperación, coronavirus, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook