En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    1190
    Síguenos en

    En Guatemala, durante la reparación de una antigua casa particular, bajo varias capas de yeso se descubrieron frescos de colores únicos del pueblo Ixil, que representa uno de los más pequeños grupos mayas sobrevivientes en el país.

    Las obras de arte, que se cree que datan de alrededor de 1524-1821 d. C., fueron descubiertas por primera vez en 2003 durante las renovaciones de la propiedad, que se encuentra en la ciudad de Chajul. Sin embargo, los arqueólogos solo lograron tener acceso a los hallazgos en 2015, cuando el equipo polaco empezó el estudio y los trabajos de la conservación de los murales. Los resultados de su investigación se publicaron en la revista Antiquity.

    Normalmente, el arte mural de este período se encuentra en iglesias y representa temas de temática cristiana que los españoles usaron para afirmar su presencia. Por primera vez estas imágenes se encontraron en una casa privada.

    Las pinturas murales cubren tres de las paredes de la sala central de la propiedad. Los expertos creen que las obras pueden haber estado acompañadas por otras que no sobrevivieron hasta el presente.

    "La cultura maya del área del altiplano guatemalteco, donde se ha hecho este hallazgo, no es muy conocida, y mucho menos su arte", comentó a Sputnik Dmitri Beliáyev, del Centro de Estudios Mesoamericanos Yuri Knórozov, quien no participó en la investigación.

    Qué muestran las pinturas

    El equipo descubrió que las pinturas murales tienen muchas similitudes con el arte maya prehispánico local, lo que sugiere que lo más probable es que hayan sido realizadas por artistas indígenas utilizando materiales y métodos tradicionales, aunque con algunas influencias coloniales.

    Los murales están pintados con colores brillantes y se han conservado bastante bien. Las escenas representadas en ellos están relacionadas entre sí.

    Murales de la pared occidental en casa 3, Chajul, Guatemala
    Murales encontrados en Chajul

    Las pinturas parecen representar danzas ceremoniales que recrean importantes acontecimientos históricos o rituales religiosos, con figuras que bailan y tocan instrumentos, algunas de las cuales llevan vestidos tradicionales mayas, mientras que otras se visten con trajes europeos del período colonial.

    "Estas pinturas representan una tradición mural local única que combina elementos precolombinos y europeos", subrayan los arqueólogos.

    Los ixiles locales creen que las pinturas pueden representar el Baile de la Conquista, o el Baile de los Moros y Cristianos.

    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2
    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2
    "Tales bailes eran —y siguen siendo— muy populares en muchas partes de Mesoamérica. Recuerdan y recrean importantes episodios relacionados con la conquista de las tierras altas mayas, cuando los españoles lucharon contra los reinos mayas locales", indican los investigadores, al detallar que se bailan hasta el día de hoy durante varias celebraciones.

    Por otro lado, los murales pueden representar otro baile popular, Rabinal Achí. Es una de las pocas danzas dramáticas precolombinas que aún se practican.

    También es posible que las pinturas representen una danza, un ritual u otros eventos importantes que no han sobrevivido en ninguna forma hasta el día de hoy. Esto se debe en cierta medida a la prohibición, impuesta por el Gobierno, de la representación de muchas danzas indígenas en esta y otras regiones de Guatemala en los siglos XIX y XX, indican los investigadores.

    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2
    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2

    "Es uno de los ejemplos más sorprendentes del sincretismo cultural en el norte del altiplano guatemalteco. La cultura de los ixiles no es muy conocida. Este pueblo sufrió mucho durante el genocidio de la dictadura militar y siguen estando bastante aislados", explicó Dmitri Beliáyev.

    La datación de los murales

    Los científicos realizaron análisis químicos y de radiocarbono de los pigmentos utilizados para este arte, así como de las paredes de ladrillo de barro subyacentes.

    No obstante, el hecho de que el mural pareciera haber sido pintado varias veces a lo largo de los siglos, dejando varias capas de pigmento de diferentes épocas, hizo imposible la determinación de una fecha específica dentro del período colonial, lamentaron los autores.

    "Nuestra investigación plantea la importante pregunta de por qué las pinturas murales aparecieron en Chajul durante la última parte del período colonial", escribió el equipo en su artículo.

    Sin embargo, si la mayoría, o tal vez todos los murales de Chajul parecen datar de los siglos XVII y XVIII, pueden estar conectados a un patrón contemporáneo observado en las colonias españolas del Nuevo Mundo.

    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2
    Murales encontrados en Chajul, Casa 3, panel 2

    "Se caracterizó por un fortalecimiento e incluso un resurgimiento de las cofradías locales [la organización religiosa local] y una pérdida de control por parte de las autoridades españolas en algunas regiones", explicaron los autores.

    Sin embargo, los arqueólogos esperan seguir trabajando en Chajul para determinar la datación más precisa.

    "Hay otras casas que tienen murales en espera de ser conservados y analizados, y estos pueden proporcionar más información sobre la datación y pueden mostrar que, en algunos contextos, las pinturas aparecen antes", finalizaron.
    Etiquetas:
    arqueología, Guatemala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook