En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Bolivia (198)
    0 11
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Bolivia vio crecer casi seis veces los contagios de COVID-19 en el último mes y según especialistas comienza a sufrir una catástrofe sin precedentes de su sistema público de salud al cumplirse este 10 de junio 90 días desde que se registró el primer caso en el país.

    "Esto es ya una catástrofe, principalmente porque no se han resuelto los problemas de falta de capacidad de unidades de terapia intensiva que se requieren", dijo a reporteros el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Adrián Ávila.

    La escasez de cuidados intensivos y de laboratorios de COVID-19 saltó a la vista en el país desde que el nuevo coronavirus comenzó a expandirse a principios de año desde China, para llegar a Bolivia el 10 de marzo, y parece sin pronta solución en momentos en que la pandemia registra un crecimiento acelerado en junio.

    De acumular 2.556 enfermos de COVID-19 y 118 fallecimientos el 10 de mayo, Bolivia saltó a 14.644 contagios y 487 muertes hasta el 9 de junio, con crecientes señales de subregistro de casos, entierros clandestinos de víctimas no declaradas y el colapso de su principal laboratorio.

    Solo 30 camas

    Ávila señaló que Bolivia tenía 490 camas de terapia intensiva cuando comenzó a sufrir el ataque del nuevo coronavirus y, pese a varios anuncios gubernamentales de compras masivas y urgentes de equipamiento, hasta principios de junio había logrado habilitar apenas 30 camas más.

    "Ya estábamos colapsados ¿Y qué ha pasado después de tres meses?, ¿Cuántas camas tenemos actualmente en Bolivia?: 520; 30 camas después de tres meses apenas se han logrado realmente completar y esto nos tiene que llamar la atención", afirmó el experto.

    Ávila calcula que solo para atender los requerimientos actuales el país debería tener al menos unas 700 camas de cuidados intensivos, todas con respiradores mecánicos, por lo que "el sistema está en situación de colapso, desastre, aún sin que se haya llegado a la cúspide de contagios".

    Ese punto alto de la pandemia sería de hasta 40.000 contagios acumulados hacia fines de junio y 100.000 casos con unos 7.000 muertos a fines del mes siguiente, en un país con 11 millones de habitantes, según la más reciente proyección del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

    El experto intensivista advirtió que el problema se complica porque la distribución de los servicios de terapia intensiva en el país no tiene relación con los niveles de afectación por la pandemia, que está concentrada en los departamentos de Santa Cruz (este) y Beni (noreste), donde ya estaban ocupadas desde la semana pasada todas las camas habilitadas.

    Para colmo, en todo el país hay solo 200 especialistas en terapia intensiva, menos de la mitad de lo necesario, según Ávila.

    "La Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva se ha declarado en emergencia, reclamando no solo el equipamiento necesario sino participación en las decisiones, porque se han visto errores especialmente en algunas compras", dijo.

    A mediados de mayo, el Gobierno compró 170 respiradores españoles, que resultaron con sobreprecio y que la sociedad médica dirigida por Ávila descartó por inútiles para terapia intensiva.

    Las autoridades anunciaron además en abril la compra de 500 unidades de terapia intensiva, con otros tantos respiradores, pero ninguno de estos equipos ha llegado hasta ahora, tornando inútiles temporalmente a pequeños hospitales de emergencia habilitados en Santa Cruz y Beni.

    El Gobierno prometió también fortalecer el sistema nacional de diagnóstico, para realizar más de 3.000 pruebas diarias desde fines de abril, pero autoridades reconocieron el 8 de junio que había apenas seis laboratorios dedicados al COVID-19, con una capacidad total inferior a los 1.000 análisis diarios.

    El mayor de esos laboratorios, el Cenetrop de Santa Cruz, se declaró esta semana en colapso, por la baja médica de 40% de su personal contagiado por COVID-19 y la falta de equipos y reactivos para acelerar las pruebas.

    Tema:
    El coronavirus en Bolivia (198)
    Etiquetas:
    salud, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, coronavirus, COVID-19, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook