En directo
    América Latina
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — La Fiscalía de Ecuador aseguró que probará el uso de recursos públicos por parte de la Secretaría Nacional de Inteligencia de Ecuador en el plagio al activista político Fernando Balda, perpetrado en agosto de 2012, en la ciudad de Bogotá (Colombia), por pedido del expresidente país Rafael Correa (2007-2017).

    "El fiscal general (s) Wilson Toainga señaló que Fiscalía probará que el delito se perpetró en agosto de 2012 en Bogotá (Colombia), y que para su ejecución se utilizaron recursos públicos provenientes de la cuenta de gastos especiales de la Secretaría de Inteligencia (Senain); que fue coordinado desde Ecuador por el procesado y que se llevó a cabo por pedido del expresidente de la República, Rafael C.", dijo un comunicado de la Fiscalía General del Estado.

    Con ese alegato del fiscal Toainga se inició, ante un Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia, el primer día de audiencia contra Pablo Romero, quien fue Secretario Nacional de Inteligencia del gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

    Durante la audiencia, Felipe Rodríguez, abogado del activista Fernando Balda, anunció que probará que el vehículo utilizado en el secuestro a su defendido fue alquilado y pagado con recursos de la Senain, es decir, del Estado ecuatoriano.

    Rodríguez sostuvo que se probó la existencia de la denominada operación "Wilson" para plagiar a Balda, pues los secuestradores colombianos reconocieron a dos agentes ecuatorianos de la Senain, un hombre y una mujer, quienes luego fueron condenados por la Corte Nacional de Justicia como autores mediatos del hecho.

    Según el defensor, los agentes actuaron bajo el mando directo de Pablo Romero Quezada, lo cual comprobaría que el plagio fue orquestado por el Estado ecuatoriano.

    "Pablo Romero es culpable y solicitaremos la máxima pena", anticipó el abogado de Balda.

    En contrapartida, la defensa del extitular de la Senain, Stalin Oviedo, adelantó que probará, durante el juicio, que la acción penal en contra de su cliente se halla prescrita.

    Balda acusa a Correa de haber ordenado su secuestro en Bogotá a mediados de 2012.

    La policía colombiana interceptó el vehículo donde lo habrían tenido secuestrado cinco personas y logró rescatarlo poco después.

    La audiencia fue suspendida tras casi una hora de su instalación por un pedido del abogado de Balda, por el fallecimiento de la madre del político y se reinstalará el jueves 11 de junio.

    Romero llegó a Ecuador el 21 de febrero, procedente de España, donde fue capturado y extraditado.

    Desde entonces se encuentra recluido en una cárcel de la capital de Ecuador.

    El secuestro de Balda no es el único caso por el que Romero deberá responder en Ecuador.

    En octubre, un juez de la Corte Nacional de Justicia lo llamó a juicio por el delito de peculado, por una supuesta malversación de fondos en una operación de espionaje.

    En el caso Balda se encuentra vinculado el expresidente Rafael Correa, quien tiene orden de prisión preventiva desde julio de 2018; en septiembre de ese año Correa fue declarado prófugo de la justicia por el caso Balda.

    La justicia ecuatoriana vinculó a Correa en la investigación luego de que los exagentes de Inteligencia Diana Falcón y Raúl Chicaiza señalaran en sus versiones que la orden de ejecutar el secuestro de Balda provino del propio expresidente.

    Correa reiteradamente a través de sus abogados y de su cuenta de Twitter negó las acusaciones en su contra y aseguró que hay "falso testimonio, pruebas forjadas y chantaje" en el caso Balda.

    Según la Fiscalía, existen 28 evidencias que vinculan a Correa en el caso.

    El juzgamiento de Correa no ha sido posible pues el exmandatario ecuatoriano reside en Bélgica.

    Etiquetas:
    Ecuador, Rafael Correa, secuestro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook