En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Bolivia (198)
    0 01
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Policías y militares tomaron control de la conflictiva región productora de coca de Chapare, en el centro de Bolivia, en una operación anunciada por el Gobierno como preventiva de un colapso sanitario y que autoridades y sindicalistas de la región denunciaron como agresión política.

    "Queremos evitar los casos [de COVID-19], detectándolos a tiempo, no cuando ya están muy avanzados (…), no podemos seguir manteniendo la circulación desde y hacia el Chapare, por eso se ha ordenado que se paralice el transporte", explicó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, al confirmar el "encapsulamiento" de la región.

    Aunque Chapare tenía hasta el 7 de junio apenas 312 casos de COVID-19, equivalentes a más del 2% del total nacional, Murillo, quien no oculta su animadversión hacia los cocaleros, llevaba días anticipando un bloqueo a esa zona con el objeto de impedir una explosión de contagios.

    Resistencia

    Murillo informó que un alcalde de Chapare, que según dijo habría hecho campaña contra la cuarentena afirmando que la pandemia no sería un peligro muy grave, estaba desde el fin de semana en terapia intensiva tras resultar contagiado.

    "Encapsular no significa dejar encerrada a la gente, sino precaución (…) ese alcalde se burlaba de la enfermedad y hoy lamentamos con mucha pena que está internado en una clínica particular y está en coma", afirmó.

    El ministro justificó el bloqueo total a Chapare con la advertencia de que esa región era un foco de riesgo para los departamentos de Cochabamba, al cual pertenece, y Santa Cruz (este), con el cual tiene también intensa comunicación terrestre.

    La medida ejecutada a partir de este lunes, sin fecha conocida de finalización, fue criticada por representantes de Chapare, región controlada administrativa y políticamente durante décadas por los sindicatos de productores de coca que lidera el depuesto y exiliado expresidente Evo Morales.

    "Si este propio Gobierno no garantizó elementos básicos para luchar contra la pandemia en el país, el anuncio de encapsular para ayudar, proteger la salud y la vida en el trópico es meramente discurso demagógico y cruel", dijo vía Facebook el cocalero Andrónico Rodríguez.

    Rodríguez, el principal dirigente cocalero chapareño en ausencia de Morales, afirmó que el objetivo de la movilización policial y militar no sería sanitario sino "inmovilizar al trópico cochabambino con fines políticos".

    Añadió que "en vez de equipar hospitales con respiradores y otros equipos, y contratar más médicos, el Gobierno moviliza militares y policías".

    Otro dirigente cocalero, Leonardo Loza, dijo a la red de televisión ATB que la intervención militar y policial era "un atentado a la vida", porque el bloqueo impediría el traslado de enfermos a hospitales de la ciudad de Cochabamba.

    Añadió que el "encapsulamiento" paralizaba además el envío de frutas y otros alimentos tropicales de Chapare a otras regiones del país.

    Tema:
    El coronavirus en Bolivia (198)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, pandemia, coronavirus en América Latina, coronavirus, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook