En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Brasil vivió una jornada de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno de Jair Bolsonaro, que a pesar de la tensión creada en los últimos días, de momento transcurrieron de forma pacífica y sin enfrentamientos.

    Las primeras concentraciones tuvieron lugar por la mañana en Brasilia, donde según el portal de noticias G1, agentes de la Policía Militar "realizaron un cordón en la Explanada de los Ministerios para separar a los manifestantes de los dos grupos".

    Fue el primer domingo de actos contra Bolsonaro en la capital brasileña, después de varios domingos en que los simpatizantes del presidente se concentraron para atacar al Congreso Nacional, al Tribunal Supremo e incluso pedir que los militares intervengan.

    Este domingo, la presencia de "bolsonaristas" fue menor que en domingos anteriores, y lo mismo ocurrió en Río de Janeiro (sureste) y São Paulo (sureste), las otras ciudades donde también hubo protestas de los dos lados.

    Tras semanas de protagonismo de los movimientos ultraderechistas (el propio presidente Bolsonaro acudió en varias ocasiones a las marchas de Brasilia), en esta ocasión tuvieron más protagonismo los contrarios al Gobierno.

    Los autodenominados "defensores de la democracia" se manifestaron por primera vez el pasado domingo en São Paulo, liderados sobre todo por hinchadas de equipos de fútbol como el Corinthians, el Palmeiras y el Santos.

    En esa ocasión, dado que los manifestantes contra y a favor del Gobierno estaba en el mismo lugar (la avenida Paulista) la tensión creció hasta el punto de que hubo pequeños altercados y la policía intervino para dispersar a los manifestantes.

    Esta vez, no obstante, se evitaron incidentes porque la Justicia prohibió que ambos grupos coincidieran en el mismo sitio: en São Paulo los manifestantes pro-Bolsonaro se juntaron en la avenida Paulista, y los contrarios, en el Largo da Batata.

    Una mujer sostiene la bandera de Brasil en una manifestación en Río de Janeiro
    © REUTERS / Pilar Olivares
    Las manifestaciones contra el Gobierno tomaron en los últimos días un cariz antirracista, como consecuencia del movimiento iniciado en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

    Las alusiones a lemas como "Las vidas negras importan" se mezclaron con las consignas contra el "fascismo" del presidente Bolsonaro.

    Las marchas tuvieron en general un carácter pacífico: en São Paulo, dentro de la manifestación antirracista y anti Bolsonaro hubo un momento en que varios participantes rompieron la puerta de vidrio de una sucursal bancaria, pero el resto de manifestantes intervino para evitar mayores altercados, recalcando que el objetivo era protestar de forma no violenta.

    Etiquetas:
    Jair Bolsonaro, protestas, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook