En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La Comisión Especial de Control de Compras COVID-19 (CESC) de Paraguay detectó una serie de irregularidades en los procesos de licitación para la adquisición de insumos médicos y pidió que se anulara la licitación, informa la prensa local.

    "Hicimos varios análisis de los contratos, separamos en grupos, el más urgente eran aquellos contratos pendientes que ya fueron firmados por las partes, algunos de ellos ya ejecutados inclusive, en parte de ellos encontramos irregularidades que no correspondían a decisiones unilaterales por las consecuencias jurídicas que pueda acarrear esto", dijo el titular de la Comisión, ministro Arnaldo Giuzzio, a la radio 780 AM.

    Detalló que fueron analizados unos 32 procesos cuyas irregularidades se hicieron notar y fueron elevados al ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, para tomar la decisión correspondiente.

    Entre las observaciones expuestas figuran: la inconsistencia en las fechas de designación de miembros del Comité de Evaluación así como la falta de criterio para la fijación de precios referenciales.

    "Ninguna de estas 32 empresas, salvo las ya rescindidas han recibido dinero", subrayó.

    Por su parte, Mazzoleni confirmó que todos los procesos que tengan objeciones de la CESC serán cancelados.

    La Comisión fue creada por el Gobierno paraguayo tras varias denuncias de irregularidades.

    El objetivo principal de esta Comisión es acompañar al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y a otros Organismos y Entidades del Estado en dichos procesos para la contención de la pandemia.

    La adquisición de insumos y camas en el marco de la lucha contra el COVID-19, que llevó adelante el Ministerio de Salud Pública, estuvo viciada de irregularidades en todas sus etapas, según un informe de Contraloría.

    El contrato fue por 80.000 millones de guaraníes (12.069.120 de dólares) para las dos empresas y se realizó un adelanto de 17.000 millones de guaraníes (2.564.688 de dólares) que deben ser devueltos al Gobierno.

    Ese pago fue uno de los principales puntos controvertidos, debido a que un adelanto contradice los principios de una compra de insumos por la vía de la excepción.

    Etiquetas:
    irregularidades, COVID-19, coronavirus, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook