En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La Jurisdicción Especial de Paz (JEP) de Colombia anunció que rechazó la solicitud de sometimiento que ante ese tribunal hizo el exparamilitar Salvatore Mancuso, quien permanece en una prisión de Estados Unidos por narcotráfico y que regresará pronto al país tras ser reclamado en extradición.

    "La Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la Jurisdicción Especial para la Paz (...) rechazó, en primera instancia, la solicitud de sometimiento de Salvatore Mancuso Gómez", señaló la JEP en un comunicado.

    Según indicó ese tribunal, Mancuso solicitó su sometimiento ante la JEP como tercero civil colaborador o financiador del paramilitarismo entre 1989 y 1997, antes de su vinculación a las hoy extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización de la que fue su último comandante.

    Asimismo, señaló que para tomar la decisión, dicha sala examinó los procesos seguidos en su contra en la justicia ordinaria, en el proceso penal especial de Justicia y Paz, ley que permitió la desmovilización de paramilitares en 2006.

    Dicho examen, junto con la revisión de la solicitud y los resultados de investigaciones extrajudiciales, llevó a la JEP a confirmar que Mancuso participó en el conflicto armado interno entre 1989 y 1997.

    "Mancuso patrullaba con un grupo armado compuesto tanto por miembros del Ejército Nacional como por antiguos guerrilleros y otros combatientes, portaba armas largas y participaba directamente de manera efectiva en acciones armadas con fines contrainsurgentes, no solo con el aporte de información", dijo la JEP en su comunicado.

    "Esta participación no fue esporádica sino, por el contrario, tuvo una vocación de permanencia y mayor sofisticación a medida que pasaba el tiempo", agregó.

    En consecuencia, al no tratarse de conductas realizadas por un tercero civil sino por un combatiente paramilitar, la JEP consideró que dicho tribunal no es competente respecto de los delitos cometidos por el ahora exlíder paramilitar.

    La JEP, creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana con las FARC para juzgar a exguerrilleros, militares y terceros que financiaron el conflicto, explicó también que como tribunal de paz tiene competencia sobre los antiguos miembros de grupos paramilitares cuando estos demuestren tener, antes o después de su pertenencia al grupo paramilitar, la calidad de terceros civiles financiadores o colaboradores de un grupo armado ilegal, lo cual no aplica en el caso de Mancuso.

    La defensa del exparamilitar había argumentado en la solicitud de sometimiento que este fue informante del Ejército en 1989 y colaborador del mismo, por lo que podía ser cobijado por la JEP.

    Mancuso cumple en la actualidad una condena de 15 años y diez meses de prisión en EEUU, y aunque su caso es llevado en Colombia por la Ley de Justicia y Paz, decidió pedir ser aceptado en la JEP porque, aseguró, le brinda "mayores garantías".

    Tras su regreso a Colombia, lo cual se dará en las próximas semanas, Mancuso debe responder por más de 11.000 delitos, entre ellos secuestro, desplazamiento forzado, homicidio en persona protegida y desaparición forzada.

    Etiquetas:
    paramilitares, Colombia, Justicia Especial para la Paz (JEP)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook