En directo
    América Latina
    URL corto
    0 18
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, repudió las nuevas sanciones anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos contra siete empresas cubanas, que, en opinión del mandatario, afectarán directamente al pueblo cubano.

    "El gobierno imperial aplica nuevas sanciones que afectan al pueblo cubano, mientras que el pueblo norteamericano es duramente azotado por la pandemia y la escalada racista. Que gobierno tan inmoral, prepotente y perverso. Aquí no se rinde nadie", expresó el mandatario de la isla en su cuenta de la red social Twitter.

    ​A las más de 200 empresas, hoteles e instalaciones turísticas cubanas sancionadas por el Departamento de Estado de EEUU, en los dos últimos años, se unen siete nuevas instituciones de la isla, entre ellas la empresa financiera Fincimex, tres hoteles, dos centros internacionales de buceo, y un delfinario.

    La lista de empresas cubanas perseguidas y sancionadas por EEUU fue establecida en noviembre de 2017, unos meses después que el presidente Donald Trump asumiera el poder en esa nación, y diera vuelta atrás a la política de acercamiento iniciada en 2014 por su antecesor Barack Obama (2009-2017).

    Las sanciones consisten en que ninguna entidad, compañía, institución o individuo de Estados Unidos puede tener vínculos con estas empresas cubanas registradas en la lista negra del Departamento de Estado.

    En octubre pasado, la administración Trump limitó a 1.000 dólares trimestrales las remesas que los emigrados cubanos en EEUU pueden enviar a la isla, una medida que impactó seriamente en la economía familiar de los residentes en la isla, y en el incipiente sector privado.

    Como una vuelta de tuerca, la sanción impuesta ahora a Fincimex, limitará aún más el acceso a las remesas familiares, toda vez que esta compañía cubana es la que se ocupa de procesar el dinero que entra a Cuba por concepto de remesas y representa en la isla a la empresa estadounidense Western Union, ruta usada por los emigrados para enviar dinero a sus parientes desde EEUU.

    Según un comunicado publicado el pasado 3 de junio en el sitio web del Departamento de Estado de EEUU, las siete entidades cubanas sancionadas "benefician desproporcionadamente a la dictadura de Castro, un régimen que utiliza las ganancias de estos negocios para oprimir al pueblo cubano y financiar su interferencia en Venezuela, a expensas del pueblo cubano o la empresa privada en Cuba".

    Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aseguró en un mensaje publicado en Twitter el 3 de junio, que la Casa Blanca continuará aplicando sanciones contra La Habana.

    ​Las autoridades cubanas insisten que estas medidas forman parte del proceso de recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a la isla desde 1962, emprendido por la administración de Donald Trump.

    En noviembre de 2019, la empresa cubana Corporación Panamericana S.A., fue sancionada por sus actividades en el sector petrolero venezolano, medida calificada por las autoridades cubanas como extraterritorial y violatoria del Derecho Internacional.

    También fueron sancionadas a fines de 2019 la empresa Cubametales, responsable de las importaciones y exportaciones de combustibles e importaciones de aditivos, así como de aceites básicos para lubricantes desde y hacia Cuba, junto a cinco instalaciones hoteleras ubicadas en las provincias de La Habana y Matanzas (oeste), y en los cayos del norte de la isla, entre otras empresas.

    Etiquetas:
    Mike Pompeo, sanciones, EEUU, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook