En directo
    América Latina
    URL corto
    117
    Síguenos en

    Un fiscal de la provincia de Chubut, sur de Argentina, utilizó el término "desahogo sexual" para describir la violación en grupo a una joven de 16 años. La exposición del fiscal se viralizó y desató un escándalo en el que intervinieron figuras políticas del país.

    Una violación en manada a una joven de 16 años en la provincia sureña de Chubut desató la indignación de organizaciones y dirigentes políticos de Argentina luego de que el fiscal del caso, Fernando Rivarola, utilizara el término "desahogo sexual" para explicar la conducta de los seis jóvenes imputados por el delito.

    Si bien la resolución judicial del caso llegó en 2020, la violación ocurrió en 2012, cuando la víctima tenía 16 años. La violación se dio durante una fiesta a la que la víctima había concurrido junto a una amiga y que se desarrollaba en la casa de uno de los imputados. De acuerdo a su relato, poco después de llegar a la casa perdió el conocimiento y fue encontrada más tarde por su amiga en una habitación de la casa siendo abusada sexualmente por cuatro de los acusados.

    La mujer recién pudo denunciar la violación en 2019 debido a que, luego del hecho, sufrió amenazas y presiones para no recurrir a la Justicia. La causa cayó en manos del fiscal Rivarola, quien inició la tarea de intentar probar lo sucedido. 

    Su estrategia pretende evitar ir a juicio, logrando un acuerdo con los seis imputados para que se declararan culpables a cambio de una pena menor. En ese marco, según reportan medios argentinos, la carátula del caso pasó de "abuso con acceso carnal" a "abuso sexual simple, agravado por la participación de dos o más personas".

    Si bien trascendió que la víctima había acordado con el fiscal esta estrategia, la indignación surgió cuando se viralizó en redes sociales un fragmento de la argumentación en la que Rivarola caracteriza el hecho como "accionar doloso de desahogo sexual".

    El llamativo término rápidamente fue replicado en redes sociales por usuarios indignados por la postura del representante del ministerio público, interpretándolo como una forma de exculpar a los imputados por la violación. A eso se sumó el hecho de que, producto del acuerdo, ninguno de los seis acusados recibiría pena de prisión.

    El caso motivó incluso la condena de la ministra de Mujeres, Género y Diversidad de Argentina, Elizabeth Gómez Alcorta. "Llamar 'desahogo sexual' al 'abuso sexual' en el marco de una causa judicial es absolutamente repudiable. Es la clara evidencia de la falta de perspectiva de género en la administración de justicia y de la ausencia de capacitación de muchos integrantes del Poder Judicial", escribió a través de Twitter.

    También se expresó Sabrina Fréderic, ministra de Seguridad, quien advirtió que utilizar el término "es revictimizar, naturalizar el machismo, convalidar el mandato de las masculinidades dominantes". Para la secretaria de Estado, "esas desigualdades incrementan la violencia y promueven los femicidios".

    Los cuestionamientos no vinieron únicamente desde el oficialismo. La exgobernadora de la provincia de Buenos Aires y referente del macrismo, María Eugenia Vidal,  escribió en Twitter que "a cinco años de la primera marcha por #NiUnaMenos, un fiscla cataloga una violación en manada como desahogo sexual. Esto no es justicia; es machismo en su máxima expresión".

    La suma de cuestionamientos a la labor del fiscal llevó al Ministerio Público Fiscal de la provincia de Chubut a emitir un comunicado para explicar qué quiso decir el fiscal Rivarola. En la declaración, el organismo sostuvo que el término utilizado por el fiscal se divulgó "cambiando el sentido de los términos, sacados de contexto, sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal".

    Según la Fiscalía, Rivarola utilizó el término "desahogo sexual doloso" durante su argumentación ante el juez porque "el abuso sexual es justamente una conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer un ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ellos avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta".

    En la declaración, la Fiscalía justificó el uso del término debido a que la exposición estaba prevista para ser utilizada en una audiencia judicial entre "profesionales del derecho que conocen el alcance del término dolo". En la misma línea, aseguró que Rivarola se hubiera expresado diferente en una audiencia pública, donde procura "aclarar los términos legales para que se comprendan por quienes no son abogados".

    El Ministerio Público de Chubut también consignó que "toda decisión asumida por la Fiscalía ha sido consensuada" con la denunciante, que recibe protección y asistencia victimológica.

    Etiquetas:
    Chubut, abuso sexual, violación sexual, violación, feminismo, justicia, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook