En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo que el Gobierno analiza la posibilidad de regresar a fases previas de aislamiento en algunas zonas del país, debido a que muchas localidades experimentan un crecimiento de casos positivos de COVID-19.

    "Estamos evaluando volver a fases previas o no avanzar a otras fases, haciendo un análisis territorial; es el nuevo concepto que está en el Ministerio de Salud para aquellos territorios que representen mayor amenaza para la propagación del virus", confirmó el mandatario, según informó la estatal Agencia de Información Paraguaya.

    Abdo Benítez sostuvo que la aplicación de la cuarentena territorial se aplicará con mayor énfasis en los lugares donde se tiene mayor cantidad de casos de COVID-19.

    Además, destacó la necesidad de reforzar el distanciamiento social y otras medidas sanitarias para minimizar la dispersión de la enfermedad.

    "Debemos cuidarnos entre nosotros, principalmente en los lugares de mayor aglomeración; vamos a tomar las medidas en caso de ser necesarias para mantener una propagación relativamente controlada del virus", afirmó el presidente.

    Segunda fase

    Desde la semana pasada se comenzó la fase dos de la cuarentena inteligente, relacionada con la flexibilización de las medidas de aislamiento para evitar contagios.

    En esta segunda fase se permitió el funcionamiento de las obras privadas, de las oficinas corporativas con 50% del personal, entrenamientos, ensayos y puestas sin públicos, además de ceremonias religiosas.

    El mandatario expresó que el Gobierno era consciente de que la reapertura laboral traería consigo un aumento de casos y por ello reiteró que la colaboración ciudadanía es fundamental para no volver al punto inicial.

    "Evidentemente los procesos de cuarentena inteligente también representan una amenaza si no lo hacemos de manera controlada, responsable y manteniendo estos cuidados que nos han permitido tener un gran éxito", señaló Abdo Benítez.

    El jefe de Estado admitió que hay algunas zonas que tiene más casos como el Alto Paraná, considerado vulnerable por su cercanía con Brasil, país que actualmente experimenta un crecimiento exponencial de casos, lo que "representa una amenaza para el Paraguay".

    Abdo Benítez reconoció que volver a la cuarentena total en algunos territorios puede generar molestias debido al impacto económico que acarrea, no obstante afirmó que lo más importante es salvaguardar la salud de todos.

    "En el caso de que así fuese estamos previendo una mayor presencia a través de los programas sociales en los departamentos que pueden ser afectados por un retroceso en el protocolo, pero estamos estudiando esperemos que no sea necesario", indicó.

    El presidente paraguayo remarcó que de ser necesario el Gobierno tomará medidas drásticas, que espera sean de "manera territorial".

    Además, el Gobierno anunció que pondrá en marcha un protocolo especial de seguridad en la frontera del departamento Alto Paraná, que limita con Argentina y Brasil, tras haber detectado un aumento de los contagios de COVID-19 sin vínculo con anteriores infectados.

    Casos

    Paraguay reportó nueve casos nuevos de COVID-19, alcanzando un total de 995.

    Este "1 de junio: procesamos 830 muestras, nueve dieron positivo: dos del exterior y siete contactos, todos en aislamiento; 10 internados, dos de ellos en terapia intensiva, 11 recuperados, sumando así 488. Total de casos confirmados: 995", publicó el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en su cuenta de la red social Twitter.

    ​La cantidad de fallecidos por esta enfermedad respiratoria en el país se mantiene en 11.

    Etiquetas:
    Mario Abdo Benítez, aislamiento, coronavirus, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook