En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Cuba (135)
    0 150
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — La Habana se ha convertido en el epicentro de la epidemia de COVID-19 en Cuba, cuando todo apuntaba en los últimos días a que la propagación de la enfermedad estaba bajo control, lo que, en opinión de las autoridades del país, se impondrá elevar las medidas de control y protección de la ciudadanía.

    "Los dos últimos días han sido los peores de los últimos 21, tanto para La Habana como para el país. El comportamiento que se ha venido manifestando casi nos va diciendo que es la provincia habanera donde en estos momentos van quedando la cola y el epicentro de la pandemia", expresó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en la última reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y el control del COVID-19 en la isla.

    Según el mandatario, el avance logrado en el control nacional de la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 ha ido generando confianza en la población, y esto ha provocado que se alteren los conceptos de aislamiento social establecidos por los protocolos sanitarios desde que comenzó la epidemia en marzo último.

    Díaz-Canel insistió que, si bien el país ya está preparando con una estrategia para la etapa de recuperación, esta no podrá ser aplicada mientras se sigan reportando focos de contagio.

    El presidente cubano destacó que no se pasará a la etapa de recuperación "hasta que estemos bien seguros de que hay un control exacto de la epidemia para poder pasar a una fase donde tratemos la enfermedad como endemia, porque no vamos a echar por tierra todo lo que se ha estado trabajando con éxito en estos tiempos".

    Se anunció además que el distanciamiento físico, las medidas de higiene y desinfección, el rigor en el seguimiento de los síntomas, el pesquisaje y el autopesquisaje, así como el tratamiento a los sospechosos, los enfermos y sus contactos, quedarán incorporados en la vida del país, para evitar posibles rebrotes.

    Una de las mayores preocupaciones reflejadas en los últimos días en las redes sociales es exactamente las evidentes muestras de indisciplina social en La Habana, donde un sector de la ciudadanía hace caso omiso a las disposiciones gubernamentales de mantenerse en los hogares, convirtiéndose en potenciales propagadores de la epidemia.

    En ocho provincias del país la situación es diferente –Mayabeque (oeste), Sancti Spíritus, Cienfuegos (centro), Camagüey, Holguín, Guantánamo, Santiago de Cuba (este) y el municipio especial Isla de la Juventud (suroeste)– que se mantienen sin reportar casos confirmados de COVID-19 en los últimos 15 días.

    Tema:
    El coronavirus en Cuba (135)
    Etiquetas:
    COVID-19, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, La Habana, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook