En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La Policía Federal de Brasil registró la residencia oficial del gobernador de Río de Janeiro (sureste de Brasil), Wilson Witzel, en el marco de una operación anticorrupción sobre supuestos desvíos durante la crisis sanitaria del nuevo coronavirus.

    En un comunicado, la Policía Federal informó que la llamada Operación Placebo tiene como objetivo investigar "indicios de desvíos de recursos públicos destinados a atender el estado de emergencia de salud pública (…) en el estado de Río Janeiro"; según informaciones del portal de noticias local G1, agentes de la Policía Federal salieron del Palacio Laranjeiras (la residencia oficial del gobernador) con una maleta con documentos.

    Una mujer sostiene la bandera de Brasil en una manifestación en Río de Janeiro
    © REUTERS / Pilar Olivares
    Según este medio, los agentes de la Policía también fueron movilizados en la casa donde Witzel vivía antes de ser elegido gobernador (en el barrio de Grajaú, también en Río de Janeiro) y en su despacho de abogacía (el ahora gobernador fue juez federal).

    La Policía Federal informó que de momento hay indicios de la existencia de un esquema de corrupción en el que estaría involucrada "una organización social contratada para la instalación de hospitales de campaña" así como funcionarios "de la cúpula de gestión del sistema de salud del Estado de Río de Janeiro".

    Por su parte, Witzel negó irregularidades después de que la Policía Federal registrara su residencia oficial y acusó al presidente Jair Bolsonaro de estar detrás de esta persecución.

    "Me indigna sobremanera el hecho absolutamente claro que diputados bolsonaristas hayan anunciado en redes sociales en los últimos días una operación de la Policía Federal contra mí, lo que demuestra claramente que hubo una filtración, con la construcción de una narrativa que jamás se confirmará; la interferencia anunciada por el presidente de la República ya se ha hecho oficial", criticó en un comunicado.

    Witzel, que a pesar de estar en el campo político de la ultraderecha es uno de los principales rivales políticos de Bolsonaro, hizo esa alusión a los parlamentarios bolsonaristas porque la diputada Carla Zambelli, muy próxima al presidente, dijo el lunes 25 en una entrevista radiofónica que la Policía estaba a punto de lanzar la operación Covidao y que algunos gobernadores ya estaban siendo investigados.

    El gobernador negó cualquier tipo de desvío: "No hay absolutamente ninguna participación de mi autoría en ningún tipo de irregularidad en las cuestiones relacionadas con las denuncias de la Fiscalía", y añadió que está tranquilo y que no abandonará sus principios ni al Estado de Río de Janeiro.

    En total, la Policía Federal cumple 12 mandatos de búsqueda y aprehensión de documentos en los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo (sureste).

    A principios de mayo fue detenido el exsubsecretario de Salud del Estado de Río de Janeiro, Gabriell Neves, y a otras tres personas por irregularidades en la compra de respiradores para pacientes de COVID-19.

    Etiquetas:
    corrupción, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook