En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    120
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Un tribunal argentino de segunda instancia deberá resolver una solicitud presentada por todas las partes intervinientes en la instrucción de la causa que investiga el naufragio en 2017 del submarino San Juan de la Armada para retomar la pesquisa con nuevas pruebas, adelantó el abogado y querellante Luis Tagliapietra.

    "Todos coincidimos en pedir ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional que la investigación está mal hecha y que hacen falta muchas pericias", expresó Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra, que tenía 27 años cuando zarpó el buque por última vez de la ciudad patagónica de Ushuaia (sur) el 8 de noviembre de 2017.

    Durante una audiencia celebrada por videoconferencia, los familiares de los 44 tripulantes que viajaban a bordo del submarino cuestionaron la intervención de la jueza de instrucción Marta Yáñez, magistrada del municipio santacruceño de Caleta Olivia (sur) que procesó en febrero a seis ex altos cargos de la Armada y rechazó investigar responsabilidades políticas.

    Este planteo fue apoyado por las defensas de los acusados, lo que "da cuenta de que nuestras denuncias respecto de la doctora Yáñez son importantes y están sustentadas", observó Tagliapietra.

    "Más allá de la diferencia de criterio que podemos tener con las defensas respecto de la situación procesal de cada uno, esto da un aire fresco respecto de cómo puede avanzar la investigación", ratificó el abogado.

    Aplazamiento

    En la reunión virtual, convocada por los jueces de la Cámara de Comodoro Rivadavia de la provincia de Chubut (sur) participaron la mayoría de los abogados desde una sala en los tribunales federales de Buenos Aires y una abogada más en la Cámara Federal de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires (este).

    A través del sistema de videoconferencias del Consejo de la Magistratura, órgano que evalúa el desempeño de los magistrados, las partes decidieron volver a reunirse en un mes para intentar agilizar la causa y evaluar en qué condiciones puede continuar el desarrollo del caso según lo permita la pandemia del nuevo coronavirus.

    "Se dio esta circunstancia atípica en el ejercicio de la profesión, en la que coincidimos tanto defensores como querellantes y fiscalía, de que es importantísimo que todos podamos ser escuchados con la debida atención y el tiempo y atención necesarias más en una causa que es tan difícil y complicada e importante", refirió el padre del submarinista.

    Se optó entonces por aguardar 30 días ante un sistema de videoconferencias que presentó problemas de conexión y está configurado de manera "muy endeble", de acuerdo a Tagliapietra, "lo que aleja la posibilidad de contacto cercano con los jueces para intercambiar pareceres".

    "Quedamos en hacer la prórroga ante esta situación de pandemia que estamos sufriendo y que nos obliga a buscar estas herramientas alternativas no deseadas por nadie, y ver si podemos hacer la audiencia de manera presencial, o acordar el mejor sistema y la mejor manera y a través de la distancia poder hacer la audiencia tan importante", concluyó.

    Sobre este último aspecto también deberá pronunciarse la Cámara Nacional de Apelaciones, también conocida en el país como Cámara Federal.

    Desde la querella encabezada por Tagliapietra, los familiares de los 44 tripulantes del San Juan recurrieron en febrero el fallo de la jueza Yáñez en el que procesaba a seis altos cargos de la fuerza naval por el delito de estrago culposo.

    Los demandantes cuestionan que la magistrada no imputara al expresidente Mauricio Macri (2015-2019), que era el máximo responsable de las Fuerzas Armadas, al entonces ministro de Defensa Oscar Aguad, y al jefe de la Armada, Marcelo Srur, por lo que han pedido su remoción.

    En su último contacto con tierra, el submarino dio a conocer a las 8:52 hora local (11:52 GMT) del 15 de noviembre de 2017 que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación, lo que provocó un principio de incendio.

    Dos horas después, a las 10:51 hora local (13:51 GMT), se registró una explosión a 48,28 kilómetros de la última posición del buque, en coincidencia con el recorrido que cursaba hacia Mar del Plata.

    El San Juan era uno de los tres submarinos que poseía la Armada argentina.

    Etiquetas:
    Argentina, ARA San Juan (submarino)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook