En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Uruguay (100)
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La frontera con Brasil es un punto débil que tiene Uruguay en la lucha contra el COVID-19, afirmó el bioquímico uruguayo y científico biomédico, Rafael Radi, quien coordina el grupo de expertos que asesoran al Gobierno.

    "El tema de fronteras, en particular la frontera con Brasil, es un punto muy débil que tenemos nosotros desde el punto de vista epidemiólogo, hay que pensar que este es un virus que circula a nivel mundial; nosotros podemos hacer muy bien las cosas, pero a medida que se abran las fronteras y los viajes, siempre está el riesgo de la reintroducción del virus que viene de afuera", afirmó Radi en una conferencia de prensa.

    Radi enfatizó que es clave el "monitoreo permanente" en la frontera e inclusive en ramas de actividad, donde se promueva el tránsito de trabajadores de ambos países.

    El grupo de científicos que asesora al Gobierno sobre la epidemia se reunió este 21 de mayo con el presidente Luis Lacalle Pou y luego ofrecieron una conferencia de prensa en la Torre Ejecutiva.

    Asimismo, el Gobierno de Uruguay analiza tres escenarios para abrir las fronteras, el más cercano es el mes de octubre, el segundo en diciembre y el tercero es después del verano, informó el semanario Búsqueda.

    Las autoridades se inclinan por diciembre o luego del verano debido a que la pandemia aún no está resuelta.

    Lacalle Pou cree que el ajuste de controles en las localidades fronterizas representa un aumento de volumen para el comercio interno.

    La cifra total de fallecidos por COVID-19 en Brasil roza los 19.000 y los casos confirmados son 291.579.

    Mientras tanto, en Uruguay se han registrado 746 casos positivos confirmados de COVID-19 y 20 personas fallecieron.

    Relativo control

    Radi consideró que la situación en Uruguay está "bajo relativo control", pero advirtió que "se puede descontrolar rápidamente por la alta contagiosidad del virus".

    "Una buena parte del éxito en el control relativo fue la detección precoz de los casos y su aislamiento", a lo que agregó "los meses de relativo buen clima" y "un comportamiento de la población que en general fue correcto", reflexionó.

    Asimismo, sostuvo que las condiciones sanitarias del país y el sistema de salud son "buenas".

    Radi aseguró que "en el mediano plazo el objetivo es superar el invierno con la pandemia controlada, pasar mayo, junio y julio y ver cómo estamos en agosto".

    "Es como jugar en La Paz a 4.000 metros y faltando pocos minutos aguantamos el 0 a 0, pero nos pueden golear en tres minutos", agregó.

    El experto destacó que "van 12 días seguidos con menos de 10 nuevos contagios por día", pero insistió que abrir nuevas áreas de la economía "genera un riesgo de contagio y de descontrol de la enfermedad".

    "La única estrategia sustentable es evitar los contagios, y lo más eficiente es el distanciamiento físico sostenido en el quehacer cotidiano; esto incluye el uso correcto de tapabocas, lavado de manos, ventilación y bajo tiempo de exposición", agregó Radi.

    Por último, aseguró que lo recomendado es mantener dos metros cuando las personas están en posición estática, cinco metros si se está caminando, y hasta 20 metros en bicicleta. 

    Tema:
    El coronavirus en Uruguay (100)
    Etiquetas:
    Uruguay, coronavirus, COVID-19, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook