En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay exhortó a que los niños se vacunen contra el sarampión ante el brote de la enfermedad que está ocurriendo en países como Argentina, Bolivia y Brasil, además de México, Canadá, y Estados Unidos, informó la prensa local.

    "Si tenemos a toda nuestra frontera afectada y hay paraguayos que viven en esos países y retornan a Paraguay, si no tenemos a los chicos inmunizados, se puede correr un riesgo de brote de la enfermedad en el territorio nacional, por ello, es fundamental vacunar a los niños", dijo la directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Soraya Araya, consignó la estatal Agencia de Información Paraguaya.

    Sostuvo que las coberturas de vacunación han descendido debido al COVID-19 (enfermedad causada por el nuevo coronavirus), ya sea por el temor de las personas en acudir a centros de salud o porque existieron retrasos en la recepción de ciertas vacunas debido a las medidas restrictivas en los vuelos y los cierres de fronteras.

    En Paraguay, mediante el esfuerzo del Fondo Rotatorio, se recibieron recientemente las vacunas de SPR que protegen contra el sarampión, la papera y la rubeola, y ya se han redistribuido a las 18 regiones sanitarias del país.

    Desde hace 21 años Paraguay no tiene la enfermedad, pero la funcionaria dijo que se está en situación de riesgo.

    Los grupos vulnerables que deben estar vacunados contra el sarampión, fiebre amarilla, hepatitis B e influenza, son los niños de 0 a 5 años, los adultos mayores y el personal sanitario.

    La vacunación no puede ser interrumpida bajo ningún punto de vista, enfatizó la funcionaria.

    Reveló que en todos los países donde hubo rebrote de sarampión el personal de blanco no tenía completo el esquema de vacunación y se contagiaron con la atención a los viajeros que padecían la enfermedad.

    Con respecto a la vacuna contra la influenza, dijo que de un 1.200.000 distribuidas en el territorio paraguayo, hasta el 9 mayo se aplicaron más de un millón de dosis.

    Inversión en salud y capital humano

    Por su parte, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, afirmó que a nivel mundial es necesario una mayor inversión en salud y capital humano para enfrentar epidemias y los efectos del cambio climático.

    "Nos comprometamos a construir juntos un mundo mejor, más seguro, invirtiendo en los servicios de salud y por sobre todo el capital humano como medida indispensable para prevenir y enfrentar pandemia, desastres y efectos del cambio climático", afirmó el presidente durante su intervención en la 73 edición de la Asamblea Mundial de la Salud (OMS) que se celebra de forma virtual ante la situación de la COVID-19.

    Consideró que este el año 2020 será recordado como un punto de inflexión en la historia de la humanidad, con una pandemia de COVID-19 que ha hecho cambiar al mundo en todos sus matices.

    "Estos son los desafíos o pruebas que se presentan en nuestras vidas para hacernos crecer", expresó.

    El presidente sostuvo que el virus "igualó a todos", ya que la solución sólo puede encontrarse de forma comunitaria.

    Consideró que los desafíos globales precisan de respuestas armonizadas entre las naciones, poniendo siempre en el centro de las acciones el valor de la vida.

    "Cada decisión que tomemos será recordado por futuras generaciones, esta situación que hemos vivido nos está reconfigurando de manera impensada, es impostergable que hoy de una vez por todas aprendamos las lecciones de las emergencias sanitarias y nos comprometamos colectivamente a construir juntos un mundo mejor, más seguro", añadió.

    Entre las decisiones tomadas por Paraguay, el mandatario mencionó el apoyo y asistencia a los sectores más vulnerables, llegando a más del 60 por ciento de los trabajadores informales con subsidios temporales y necesarios.

    Sostuvo que la economía no paró del todo y afirmó que muchos sectores siguieron operando, bajo estrictas medidas sanitarias.

    "Esperamos que cuando los hijos de nuestros hijos estudien este capítulo de la historia humana, recuerden siempre que las mejores decisiones son las que se toman de la mano de los valores y así como la tragedia nos unió, ahora sigamos unidos para sanar nuestros corazones y las heridas del mundo", reflexionó.

    Paraguay reportó este martes 41 casos nuevos de COVID-19, por lo que el número total ascendió a 829.

    El 4 de mayo, Paraguay inició la fase 1 de la cuarentena inteligente, dejando atrás el aislamiento total obligatorio fijado por el COVID-19, etapa que será aplicada hasta el 25 de mayo.

    En esta fase algunos sectores económicos pueden retomar sus actividades bajo "estricto" cumplimiento del protocolo sanitario.

    El Gobierno prevé la aplicación de sanciones ante el incumplimiento de las disposiciones establecidas.

     

    Etiquetas:
    COVID-19, sarampión, vacuna, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook