En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La gobernación de la provincia argentina de Buenos Aires (este), la más grande del país, anunció una flexibilización de la cuarentena vigente en el territorio al habilitar determinadas actividades económicas, como las manufactureras y las de construcción privada.

    La gestión local decidió "la excepción al ASPO (aislamiento social, preventivo y obligatorio) para las actividades manufactureras y de construcción privada", dijo el Ministerio de Información Pública en un comunicado.

    Se mantendrá este criterio siempre que se mantengan los parámetros epidemiológicos y sanitarios establecidos por el Gobierno nacional de Alberto Fernández y por el de la propia provincia, que comanda el gobernador Axel Kicillof.

    Las empresas deberán garantizar el traslado de los trabajadores sin recurrir al transporte público de pasajeros.

    La administración también exigirá "estrictos protocolos sanitarios y de funcionamiento" y que "se verifiquen las posibilidades de fiscalización por parte del distrito".

    La gobernación bonaerense también autorizará la apertura de los comercios minoristas de cercanía siempre que se cumplan las pautas establecidas con anterioridad.

    Excepciones

    En los distritos con más de medio millón de habitantes, sin embargo, no podrán abrir los servicios de alojamiento, las peluquerías y estéticas.

    Continuarán cerrados al público los locales minoristas que venden productos textiles, prendas y accesorios de vestir, calzado, juguetes, artículos de esparcimiento y deportes, de manera que sólo podrán realizar ventas por Internet o por teléfono.

    Los servicios y comidas y bebidas, del mismo modo, sólo podrán ofrecer entrega a domicilio o retiro en el local.

    Como rige en el resto del país, no se permite el dictado de clases presenciales, ni la celebración de eventos públicos o privados.

    Tampoco se autoriza la apertura de centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y, en suma, cualquier espacio público que conlleve la concurrencia de personas.

    Continúa prohibido el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, así como las actividades turísticas.

    Los parques y plazas también continuarán clausurados.

    La provincia de Buenos Aires es el segundo distrito más afectado del país, con 2.761 casos del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19 (93 nuevos).

    En Argentina, donde 8.371 personas contrajeron el virus SARS-CoV-2 desde el comienzo de la pandemia, la cuarentena vigente desde el 20 de marzo se extenderá al menos hasta el 24 de mayo, aunque el Gobierno prevé continuarla en todo el territorio al menos por dos semanas más.

    En la provincia y la ciudad de Buenos Aires regía hasta ahora una fase más estricta del "aislamiento social, preventivo y obligatorio" decretado por el Gobierno que preside Alberto Fernández, mientras que en el resto de las jurisdicciones se establecen menos restricciones a fin de que se movilice hasta el 75% de la población.

    Etiquetas:
    coronavirus, construcción, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook