En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La organización de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos celebra que el Poder Ejecutivo haya reanudado la búsqueda de las víctimas de la dictadura, pero expresa su preocupación por la influencia que pueda ejercer el partido Cabildo Abierto, de impronta militar e integrante de la coalición de Gobierno.

    "Se está reanudando la búsqueda, pero nosotros tenemos recaudos porque dentro de la coalición de Gobierno está el sector Cabildo Abierto, que está en contra de todo esto (…) Estamos viendo si termina ganando la fuerza de los impunes del ayer o el compromiso" del presidente Luis Lacalle Pou, dijo este lunes 18 a Sputnik uno de los integrantes de la organización, Nilo Patiño.

    El viernes 15, la vicepresidenta Beatriz Argimón y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron el predio militar conocido como "Batallón 14", donde se realizan excavaciones en busca de detenidos desaparecidos en dictadura (1973-1985).

    En ese lugar fueron hallados, en el año 2011, los restos del maestro Julio Castro, desaparecido en 1977, y al año siguiente, los del dirigente sindical e integrante del Partido Comunista Revolucionario, Ricardo Blanco Valiente, desaparecido en 1978.

    Reparos

    Entre los familiares de desaparecidos existen ciertos reparos respecto a la voluntad del Gobierno de avanzar en este tema, ya que Cabildo Abierto es liderado por el senador y excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, quien en varias ocasiones ha manifestado su oposición a continuar con la búsqueda de las víctimas.

    En una entrevista realizada en el mes de marzo al diario brasileño O Globo, el militar afirmó su certeza de que estas personas "no van a aparecer".

    Previamente, el 20 de febrero, había manifestado que "la gente ya está cansada de seguir hablando de cosas del pasado".

    Actualmente Manini Ríos es indagado por la justicia uruguaya por su actuación cuando era comandante en jefe del Ejército respecto al caso de un tribunal de honor de esa institución formado para juzgar el asesinato y posterior desaparición en 1973 de un integrante de la guerrilla del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros.

    Según la fiscalía, el hoy senador habría omitido informar al entonces presidente Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020) sobre la confesión de uno de los militares juzgados por el tribunal de honor.

    Manini Ríos niega tales acusaciones.

    Por este caso y luego de que cuestionara públicamente la actuación de la justicia, el militar fue cesado en el cargo por el jefe de Estado.

    La historia

    Por su parte, Patiño aseveró que muchas veces los políticos realizan acciones de forma obligada y puso el ejemplo del actual presidente, quien en la campaña anterior, en la que fue derrotado por Tabaré Vázquez, había dicho que suspendería las excavaciones si llegaba a la jefatura de Gobierno.

    "Llegado un determinado momento, hace unos años, (Lacalle Pou) dijo que había que dar vuelta la página; pero un año antes de las elecciones él nos llamó y se retractó; había gente dentro del partido blanco que nunca pensó igual que él, en particular algunos jóvenes", afirmó.

    Patiño sostuvo que de cara a los comicios de octubre y noviembre pasados, Familiares advirtió a Lacalle Pou de la peligrosidad de Manini Ríos.

    "Le dijimos que era muy peligroso, porque tras un discurso populista y nacionalista, Manini esconde su ideología nacionalsocialista (…) además, le preguntamos a Lacalle qué iba a hacer si era (elegido) presidente, si iba a continuar la búsqueda; él se comprometió a seguir con ella", relató.

    El activista explicó que desde la organización querían asegurar que la búsqueda siguiera manteniendo el mismo presupuesto que tenía con la administración anterior.

    "Lacalle aceptó ese compromiso y ahora lo que está haciendo es cumpliendo con él; pero en el transcurso del tiempo veremos, porque esto tiene muchas patas", advirtió.

    Patiño dijo además que por el momento quieren ver si el ministro de Defensa va a colaborar en la búsqueda, porque su "tarea principal" es buscar y dar información.

    "Lo que se ha hecho hasta ahora es decir que los que tienen la información se están muriendo o no la dan; hay información que no es individual, sino que es institucional, porque las desapariciones y la represión se hizo desde el Estado; en cambio, todos los que asumen el Ministerio de Defensa o el Gobierno dicen que fueron excesos, acciones individuales (...) hay que ver cuál es el grado de colaboración en ese sentido", sentenció.

    Asimismo, recordó que cuando Manini Ríos fue comandante en jefe "no hizo nada para cumplir con esa tarea" y dio información "falsa".

    "Familiares no puede exigir que pateen a Manini pero sí pedir que Cabildo Abierto no se interponga en la búsqueda; la duda que nosotros tenemos es que el subsecretario del ministerio de Defensa (Rivera Elgue) es un conocido cabildante (integrante de Cabildo Abierto) que ha defendido todas las acciones de la dictadura; esas son señales muy malas para nosotros y para el resto de la sociedad", reflexionó Patiño.

    En Uruguay continúan desaparecidas 195 personas, según datos de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, de la Presidencia de la República.

    Además, existen 307 causas presentadas ante la justicia por tortura, privación de libertad, desaparición forzada, detención ilegítima, secuestros y amenazas cometidos supuestamente entre 1972, poco antes del golpe de Estado, y 1978.

    Sin embargo, solo el 3% de las denuncias terminaron en una sentencia, lo que significa que 97% de los casos no se resuelven, señala el Observatorio Luz Ibarburu.

    Desde 1995, todos los 20 de mayo se realiza en Uruguay la llamada Marcha del Silencio, en la que se recuerda a los detenidos desaparecidos durante la dictadura.

    La fecha conmemora el asesinato del senador del Frente Amplio, Zelmar Michelini, y del diputado del Partido Nacional, Héctor Gutiérrez Ruiz, ocurrido en 1976 en Buenos Aires, episodio en el que también fueron muertos los militantes Rosario Barredo y William Whitelaw.

    La marcha, que todos los años convoca decenas de miles de personas por la avenida 18 de julio, la más importante de Montevideo, y a cientos de personas en las principales ciudades del interior del país, se realizará este año de forma virtual.

    Patiño dijo a Sputnik que de todas formas la avenida 18 de julio permanecerá cerrada para conmemorar la fecha.

    Etiquetas:
    Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Luis Lacalle Pou, Guido Manini Ríos, Héctor Gutiérrez Ruiz, Zelmar Michelini, Dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985), desaparecidos, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook