En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    43422
    Síguenos en

    El panorama de México en materia económica se empaña por la incertidumbre generada a partir de la pandemia de COVID-19. A la contracción del patrimonio nacional y la pérdida de empleos se suma la posibilidad de acrecentar problemas sociales como la violencia y la falta de acceso a los servicios básicos de salud y educación.

    "Es absolutamente imperativo que nos pongamos de acuerdo como país para que todas estas aristas sean limadas. No lo vamos a poder evitar, pero si, por lo menos, limar las aristas, que hagan el menor daño posible", evaluó Mauricio Merino, académico y coordinador general del movimiento civil Nosotrxs.

    Durante las últimas semanas, Merino y Nosotrxs se han dedicado a impulsar una propuesta ante la Cámara de Diputados para crear un ingreso vital en México. La medida pretende aliviar la situación económica provocada por la pandemia a partir de la entrega de apoyos económicos por tres meses a los sectores más afectados por la crisis económica en el país. Hasta ahora ha sido adoptada por cuatro diputadas de distintos partidos políticos.

    "Creemos que esta propuesta coincide con lo que el presidente ha venido impulsando, en términos de ayudar a los pobres por el bien de todos. Esto encaja como anillo al dedo con su filosofía, porque es para ayudar a la gente que más lo necesita en una circunstancia particularmente dolorosa, de pérdida de ingresos. Tenemos la esperanza de que prospere", consideró el politólogo y exconsejero electoral del extinto Instituto Federal Electoral.

    Merino considera que el avance de esta iniciativa es un primer paso hacia el proceso de recuperación de derechos vitales. Desde su perspectiva, la crisis sanitaria internacional abre la oportunidad para revisar las prioridades de los gobiernos a nivel mundial, así como para reevaluar el papel cumplido por los Estados nacionales durante los últimos 50 años.

    "En mi opinión la transformación es inevitable, va a suceder, pero no por la 4T, sino por las circunstancias que estamos viviendo. Ya no vamos a volver al pasado, es imposible. El modelo económico que teníamos se agotó, y se agotó de la manera más dramática, a través de la caída del derecho más elemental de todos, que es el derecho a la salud. El mundo entero lo revisará, de eso no hay duda, y vamos a tener que apelar a mucha más solidaridad social. Vamos a tener que reconstruir el Estado solidario, de los derechos y la economía del bienestar", aseveró.

    En particular, el politólogo mexicano apunta al establecimiento de mínimos vitales como una medida que permitirá superar las condiciones que dejará a su paso la actual crisis económica. Asimismo, anticipa la posibilidad de recuperar algunos de los principios administrativos aplicados durante la posguerra.

    "El Estado va a tener que rediseñarse para garantizarle a cada persona el mínimo vital, pase lo que pase con la economía. Un mínimo vital de derecho a la salud, a la vivienda, a la alimentación, educación, a la evolución propia, a la cultura y un ingreso mínimo para la manutención. Ya se está discutiendo en el mundo entero y, por lo tanto, será muy difícil que México no entre a ese mismo debate. Creo que es bueno que ese debate suceda, y ojalá, cuando sea necesario, el presidente se ponga del lado correcto", señaló.

    Para Merino, el ejemplo de los países escandinavos —también destacado por López Obrador en cuanto a la distribución de derechos básicos— debe servir como muestra de la nueva realidad a la que debe aspirar el mundo, y México en específico, a partir de la pandemia.

    "[En Dinamarca, Noruega, Suecia] Están dispuestos a pagar impuestos muy altos a cambio de Estados muy comprometidos con su bienestar, muy eficientes, que no necesitan estarse peleando por la honestidad y la corrupción como es el caso mexicano, porque tienen instituciones de Estado que funcionan no sólo por los gobernantes, sino porque la gente las vigila y las hace suyas. No son clientes electorales de los partidos, son ciudadanos con derechos. Hacia allá tiene que caminar el mundo", anticipó.

    Sobre esto, Merino también consideró que el papel central en el debate será jugado por Andrés Manuel López Obrador. La discusión sobre las prioridades de su administración, así como los procesos de implementación de sus políticas, serán de vital importancia para saber dónde quedará posicionado el país latinoamericano frente al mundo.

    "Si el presidente decide que se va a mantener su programa intacto, vamos a tener que entrar en un debate de muy largo aliento y de mucha profundidad para modificar ese punto de vista. [Pero] Si el presidente entiende y se deja ayudar, entonces la transformación va a venir de manera muy natural, muy fácil, con el respaldo de muchísima gente detrás de su liderazgo y de la posibilidad de construir un Estado que sobreviva y que sea fuerte y exitoso cuando el presidente ya no esté. Hay que pensar también en México después de López Obrador", concluyó.

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook