En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 90
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Lo peor está por llegar. Esta espeluznante afirmación es una realidad cada vez más posible para América Latina. Además de ser la región más desigual del mundo, cada día que pasa aumentan las chances de que se hunda en las profundidades del COVID-19.

    A pesar de que el virus llegó a la mayor parte del planeta, hasta el momento las situaciones más difíciles, con mayor número de muertos y de casos confirmados, ocurrieron en países desarrollados, como son los europeos, China o EEUU.

    Sin embargo, la pandemia parece encaminada a ensañarse con las regiones más vulnerables.

    ¿Cómo se defenderán del COVID-19 los países del llamado "tercer mundo", con escasos recursos sanitarios, baja inversión estatal en políticas públicas y con más de 200 millones de personas en la pobreza?, parece ser la gran interrogante.

    "Por la velocidad del incremento, lo natural es que América Latina va a ser el próximo epicentro de la pandemia. Tenemos países que en la última semana aumentaron más del doble el número de casos y tenían una cifra base muy alta. La verdad es que deberíamos preocuparnos por la repercusión social y económica de esto", afirmó a Sputnik la médica y epidemióloga uruguaya Jacqueline Ponzo, presidenta de Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar.

    Ponzo, quien también es profesora de la Universidad de la República, incluso advirtió que los números de América Latina pueden superar a los que se están registrando actualmente en EEUU.

    "Hay países que recién están empezando a crecer, como es el caso de Brasil; el debilitamiento que ha tenido el sistema de salud a partir del cambio de Gobierno, en donde ha existido una reducción drástica del presupuesto destinado a la salud, determina que la posibilidad de contener la pandemia está reducida enormemente", opinó la especialista.

    En la misma sintonía, el jefe del Servicio de Infecto contagiosos del Centro Hospitalario Pereira Rossell en Uruguay, Álvaro Galiana, advirtió en diálogo con Sputnik que Brasil ha tenido un "aumento exponencial" de infectados y fallecidos en las últimas semanas.

    "Brasil está mostrando cifras alarmantes, con cambios muy bruscos. Esto implica un serio problema para la región, porque el país al que le va peor puede comenzar a difundir la enfermedad en el resto de América Latina", advirtió.

    Asimismo, Galiana sostuvo que en la región existe un importante subregistro de casos, por lo que el único dato fiable es el número de fallecidos.

    "El 80% de los que se infectan con COVID-19 no presentan síntomas. Esto también dificulta el verdadero registro. Por tanto, el único dato certero es el número de muertes, porque todos esos pacientes son testeados. Nadie puede escapar de ese número", señaló.

    Crecimiento de la enfermedad

    Por otro lado, Ponzo explicó que Brasil y Ecuador tienen muchos casos de COVID-19, pero señaló que el mayor nivel de crecimiento de la enfermedad se está viendo en México, Chile, Perú y Bolivia.

    "Hay que mirar por un lado los casos absolutos, porque eso va de la mano de cuánta población tengo afectada y cuál es la capacidad de respuesta que tengo del sistema de salud; pero también hay que ver la velocidad del crecimiento. Bolivia todavía no tiene tantos casos, porque venía con un crecimiento más lento, pero la última semana incrementó a más del doble. Si sigue a esa velocidad, puede ser problemático y difícil de manejar en el sistema de salud", explicó.

    La especialista sostuvo que a pesar de que la capacidad de respuesta de cada país es distinta en función de su sistema de salud, la situación en América Latina para afrontar la pandemia es "muy deficitaria" si se la compara con Europa.

    Ponzo dijo que Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Chile y Panamá son los que tienen mayor tasa de incidencia, en torno a los 200 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, aclaró que en Panamá el indicador es alto porque se hicieron un gran número de testeos.

    De acuerdo a la epidemióloga uruguaya, el promedio mundial es de 54 casos cada 100.000 habitantes.

    China llegó a tener cinco casos cada 100.000 habitantes, Corea del Sur tuvo 21 cada 100.000 y los países europeos estuvieron entre los 100 y los 500 casos cada 100.000 personas. Por su parte, EEUU ronda actualmente los 400 casos cada 100.000 habitantes.

    Mientras tanto, Costa Rica, Uruguay, Paraguay, Argentina, Venezuela y Cuba están presentando una tasa de 15 casos por 100.000 habitantes.

    Etiquetas:
    coronavirus, desigualdad, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook