En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que las misiones de trabajo de contrainteligencia que adelanta la Fuerza Pública continúan y explicó que, de acuerdo a sus resultados, se tomarán decisiones con los militares que resulten implicados.

    "Se tomarán las decisiones que correspondan según los resultados que esas averiguaciones arrojen", dijo Trujillo en declaraciones difundidas por su despacho.

    El ministro se refirió de manera específica a la denominada Operación Bastón, un compendio de misiones de trabajo de contrainteligencia del Ejército colombiano que se realiza desde 2017.

    El Ministerio de Defensa confirmó la existencia de misiones de contrainteligencia y aseguró que tres de ellas permitieron la judicialización de 13 personas.

    Dicha cartera aseguró que estas operaciones tienen como objetivo "prevenir, detectar y neutralizar las amenazas internas (causadas por los propios integrantes de la institución) y/o externas (Grupos Armados Organizados); así como proteger los derechos humanos, el régimen constitucional y legal; y se llevan a cabo cuando se obtiene información de un fenómeno causado por estas amenazas".

    Trujillo precisó que, de acuerdo con los resultados que arrojen las labores de contrainteligencia, se tomarán decisiones al interior del Ejército o se transferirán tales resultados a la Fiscalía General de la Nación o la Procuraduría General de la Nación.

    Añadió que "de lo que se trata es conocer la verdad, no de inventarse chivos expiatorios ni de culpar a inocentes".

    La existencia de la Operación Bastón se conoció en el marco de las investigaciones que se siguen para identificar a los militares que participaron en la elaboración de perfiles y espionaje ilegal a periodistas, líderes y políticos de oposición entre febrero y diciembre de 2019, lo cual fue revelado por la revista colombiana Semana el pasado 2 de mayo.

    Según versiones de prensa, tales perfilamientos y espionaje se habrían realizado con el objetivo de conocer quiénes son las personas que realizan filtraciones a los medios de comunicación, todo esto en medio de una división que existe al interior del Ejército.

    Semana publicó que los perfilamientos fueron hechos por inteligencia del Ejército a al menos 130 personas, de quienes se elaboraron carpetas con el apoyo logístico y económico de una agencia de inteligencia de Estados Unidos, cuyos recursos, destinados para la lucha contra el narcotráfico, fueron desviados para hacer tales seguimientos, incluso a periodistas estadounidenses.

    Las carpetas contienen números de teléfono, direcciones de residencia y trabajo, correos electrónicos, amigos, familiares, hijos, colegas y hasta infracciones de tráfico.

    Etiquetas:
    periodistas, espionaje, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook