En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    Son inmigrantes en Argentina. Latinoamericanos de Venezuela, Perú, Bolivia, Paraguay y Colombia, suman 200 profesionales de la salud que se arremangan en la provincia de Buenos Aires para cubrir las vacantes que abrió el Gobierno y fueron rechazadas por el 70% de los postulantes argentinos dadas las condiciones ofrecidas en el marco de la pandemia.

    Argentina ha vivido las peores 48 horas desde el comienzo de la pandemia de COVID-19. El 14 de mayo hubo un récord de 24 muertos en un día, mientras que en la víspera los contagios alcanzaron el máximo de 316 en una sola jornada.

    El 70 % de los 7.000 infectados registrados se concentra en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye la capital nacional, donde comenzó a flexibilizarse la cuarentena, y el conurbano bonaerense, donde vive 60 % de la población más pobre del país. En el conjunto del AMBA viven 15 millones de personas, un tercio de la población nacional.

    Anticipándose al pico de contagios, esperado primero para mayo y después corrido a junio por las autoridades sanitarias, el Gobierno nacional y el de la provincia abrieron una convocatoria para incorporar 500 médicos a las filas de los centros clínicos y los 12 hospitales modulares construidos, a los que les ofreció sueldos de 65.000 pesos (930 dólares) por 36 horas semanales de trabajo.

    Sin embargo, hubo una muy baja aceptación y 70 % de los médicos argentinos que se inscribieron terminó por rechazar la propuesta al conocer las exigencias. Como respuesta, la cartera sanitaria provincial anunció que aceleraría la homologación de títulos habilitantes de 200 profesionales extranjeros ya instalados en el país, provenientes principalmente de Venezuela, pero también de Perú, Bolivia, Paraguay y Colombia.

    "A partir del decreto de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, muchos intendentes y directores de hospitales nos empezaron a llamar para solicitarnos médicos", dijo a Sputnik Indira Acosta, presidenta de la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentina (Asomevenar), una organización que cuenta con 1.630 miembros, de los cuales 753 tienen sus títulos ya convalidados en el país austral y ejercen como tales.

    El decreto presidencial, firmado el 12 de marzo, autoriza de forma excepcional y temporal la contratación y ejercicio de profesionales y técnicos de la salud titulados en el extranjero cuyo título no esté revalidado en Argentina. En esta situación se encuentran más de 870 médicos venezolanos, que no pueden todavía ejercer por tener sus credenciales en trámite.

    "Se lograron insertar 268 médicos en todo el país, algunos ya están trabajando y otros están en período de entrevista o de entrega de documentación. Los diferentes colegios de médicos, depediendo de la jurisdicción, dieron una matriculación provisional. Todos los médicos que se están incorporando tienen iniciado el trámite de homologación en el Ministerio de Educación", contó Acosta.

    La presidenta de Asomevenar aseguró que cuentan con apoyo de algunos representantes del Congreso nacional y del Ministerio de Salud en las gestiones para conseguir que se aceleren los trámites para poder incorporar el capital humano y profesional de los médicos venezolanos. En la provincia de Buenos Aires, ya habrían sido incorporados más de 50.

    "Hay que olvidarse un poco de los asuntos políticos y de la xenofobia, como está pasando en otros países, y abocarnos a la salud. Los médicos son médicos no importa su nacionalidad. Las universidades venezolanas son de las mejores formadoras y tuvimos muchas carencias en nuestro país, lo cual nos ayuda a trabajar en estos contextos de emergencia", finalizó Acosta.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, COVID-19, Buenos Aires, migrantes, médicos, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook