En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 31
    Síguenos en

    Autoridades y empresarios turísticos del mundo analizan la posibilidad de habilitar el tránsito de turistas entre territorios en etapas similares de la pandemia. Aldo Elías, presidente de la Federación Sudamericana de Turismo, explicó a Sputnik cómo funcionaría el mecanismo en la región.

    El turismo mundial es, sin duda, una de las industrias más golpeadas por la paralización económica desatada por la pandemia de COVID-19. Un reciente relevamiento realizado por la Organización Mundial de Turismo proporciona un dato elocuente para explicar la crisis del sector: en la actualidad, el 100% de los destinos turísticos del mundo impusieron restricciones a los viajes.

    El informe, elaborado por la organización internacional con datos posteriores al 27 de abril, da cuenta de que los 217 destinos del mundo introdujeron restricciones y que 156 de ellos —un 72% del total— restringieron por completo el tránsito de turistas. Si bien un 25% de los destinos ya cumplieron tres meses de limitaciones, hasta mayo ninguno había levantado las prohibiciones para viajar.

    Para la industria turística, la falta de viajes se transforma rápidamente en pérdidas económicas. La misma organización estima que el 2020 se cerrará con una disminución de entre el 60% y el 80% en el flujo habitual de turistas en el mundo, lo que significa pérdidas de entre 910.000 y 1.200 millones de dólares y la destrucción de hasta 120 millones de empleos.

    Bajo este panorama es comprensible que la forma de reactivar la industria turística sea una de las mayores preocupaciones de los países en momentos en que muchos estados piensan alternativas para emprender aperturas responsables de sus economías.

    En efecto, países europeos y asiáticos comenzaron a discutir la posibilidad de comenzar a permitir cierto flujo de turistas entre países o territorios en que la pandemia de COVID-19 se encuentre en fases similares. La idea es vista incluso como una posibilidad por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Mike Ryan, director de Emergencias de la OMS, aclaró que la forma en que se permita el tránsito de turistas dependerá de cada país pero señaló como algo probable que se cree una "burbuja de viajes" entre países con riesgos y respuestas similares.

    "Observamos a otros países y decimos: ¿el riesgo de enfermedad en su país es similar al mío y su respuesta es integral como la mía? Entonces, si intercambiamos ciudadanos o turistas, no hay diferencia si ambos estamos manejando bien el riesgo y la respuesta, no agrega riesgo adicional mover nuestros ciudadanos entre países", explicó Ryan en una rueda de prensa.

    La idea también es analizada desde América Latina, donde los operadores turísticos ya comienzan a intercambiar ideas sobre cómo despertar a una industria crucial para la economía de muchos de los países de la región.

    "No imaginamos en este momento un escenario de turismo regional, aunque sí estamos empezando a considerar establecer alguna especie de corredor turístico interprovincial primero y regional después", explicó a Sputnik Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y actual titular de la Federación Sudamericana de Turismo.

    Elías explicó que este tipo de "corredores" turísticos únicamente podría funcionar entre "aquellos destinos que tengan la situación medianamente controlada y entre los cuales se pueda llegar a trabajar en un ida y vuelta".

    El empresario puso el ejemplo de las diferencias entre distintas regiones de Argentina, señalando como poco probable que pueda habilitarse la llegada de turistas a la Ciudad de Buenos Aires o su zona metropolitana, donde se concentran la mayor cantidad de nuevos casos de COVID-19. En cambio, apuntó que "muchas provincias del país podrían trabajar en un esquema en el que la conectividad aérea se podría recuperar".

    Elías precisó que, incluso en un escenario de cierta apertura, "las normas sanitarias respecto al distanciamiento social y concentración de gente van a primar por encima de cualquier otro escenario".

    Además, consideró que el golpe económico sufrido por la región "hace difícil imaginar una situación de desborde" de turistas en estos destinos, lo que les permitiría absorber a los visitantes sin poner en riesgo la situación sanitaria. De todos modos, la elaboración de protocolos regionales para el tránsito de turismo ya es un tema a tratar entre empresarios y autoridades turísticas de los países sudamericanos, reveló Elías.

    Para el representante de los agentes turísticos argentinos, una cierta recuperación de la actividad sobre fin de año podría "reducir el perjuicio en algún porcentaje". Sin embargo, fue tajante en que "el año 2020 está perdido" en materia económica para el sector turístico.

    Etiquetas:
    turismo, COVID-19, cuarentena, pandemia de coronavirus, pandemia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook