En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en México (321)
    140
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Los productores agrícolas de México, que exportan anualmente más de 30.000 millones de dólares, afirman que sus negocios están amenazados por el cese de actividades en EEUU debido a la pandemia de COVID-19, lo que disminuirá sus ventas a ese destino y podría provocar una caída de precios de la mercadería.

    "La venta ha mermado muchísimo, porque actualmente no tenemos sino un canal de comercialización, que es el de los supermercados y el 'retail' (venta minorista), pero están cerrados los negocios de comidas rápidas y restaurantes, que son nuestros clientes importantes", explicó a Sputnik, Enrique Rodarte, líder de la Asociación de Agricultores de Culiacán, Sinaloa (noroeste).

    México es uno de los diez mayores productores de alimentos en el mundo, que exportó en 2019 aguacates por valor de 2.392 millones de dólares, tomates por 2.261 millones, pimientos por 1.158 millones, y frutos rojos por otros 927 millones de dólares.

    Un 80% de las exportaciones mexicanas se dirigen al mercado estadounidense y muchas de ellas se destinan principalmente a las grandes cadenas de comida rápida, cuyo negocio se ha visto gravemente afectado por las medidas sanitarias tomadas para combatir la pandemia.

    Rodarte señaló que, por ejemplo, muchos productores de tomate en ese estado, considerado uno de los principales productores agrícolas de este país, tomaron la decisión de donar parte de su cosecha a instituciones de beneficencia.

    De esta forma, esperan disminuir la presión en sus bodegas que ya están llegando al límite de almacenaje, y en otros casos optaron por venderla para alimentar ganado, como el tomate.

    "Es una lástima, porque uno no se esfuerza en producir esta calidad de tomate para dárselo al final al ganado", señaló el dirigente gremial.

    Por su parte, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural del estado de Jalisco (centro oeste), Alberto Esquer, dijo a Sputnik que "las exportaciones mexicanas dependen fundamentalmente del mercado estadounidense, que ha mermado su consumo y la distribución en sus mercados, por el cierre de hoteles, restaurantes y centros turísticos".

    El funcionario dijo que ese estado, otro de los grandes productores agrícolas mexicanos, puso en marcha un plan por más de 630 millones de pesos (poco más de 25 millones de dólares) para apoyar principalmente a los medianos y pequeños productores ante la problemática creada por la pandemia.

    "Hemos instalado una mesa con los principales productores del sector agrícola, para cuidar además que no se eleven sus costos", explicó Esquer.

    Oro verde sin mercados

    Juan Echavarría, responsable de una granja productora de aguacate en San Francisco de Uruapán, estado Michoacán, dijo a Sputnik que, si bien "los productores hemos tomado todas las medidas de precaución para garantizar la calidad y las normas fitosanitarias", enfrentan el desafío de la disminución del consumo.

    Productores de ese estado, con costas al Pacífico, han batallado para resistir a la violencia en sus zonas agrícolas montañosas, uno de los polos de exportación del llamado "oro verde".

    El líder agricultor señaló, además, que "EEUU es nuestro principal comprador, después le sigue Europa, y ambos mercados están afectados".

    La Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (Apeam) informó en un comunicado que "se han reforzado los protocolos de control y cuidado sanitario al personal, y la revisión exhaustiva de los procesos, instalaciones y medios de transporte para garantizar la inocuidad del fruto".

    La Apeam reconoce que los envíos tuvieron una baja de 22,4% la semana pasada, con despachos totales de 24.921 toneladas.

    Esos cargamentos de aguacate quedaron abajo de las 31.492 toneladas que se habían enviado en la última semana de abril pasado.

    La propagación del nuevo coronavirus en México provocó una fuerte caída de la actividad económica, de un pronóstico original de crecimiento de 2,5%, se espera una contracción de 6,6% para 2020, indica un análisis del Laboratorio de Análisis en Comercio y Economía y Negocios (Lacen).

    "El efecto de contagio del COVID-19 no es homogéneo en todo el territorio nacional, por ende, a mayor asociación de las actividades económicas estratégicas con la dinámica internacional, mayor es la expansión del patógeno", dice el documento del centro de estudios publicado el miércoles, al cual tuvo acceso esta agencia.

    Los estados que serán "más susceptibles" a que se pueda retrasar el despegue, son de tres tipos: los que participan las cadenas globales de valor; los que son atracción de turismo internacional; y los que participan en circuitos financieros mundiales, dicen los economistas de Lacen.

    El plan de reapertura que comenzó a esbozar el Gobierno federal, "privilegia al sector manufacturero, que representa el 12,2% de los establecimientos, y deja de lado al sector comercial, que aglutina al 47,4%", advierte el análisis.

    Según ese centro de estudios, la población laboral afectada por el freno económico son: empleados asalariados, 37,97 millones; trabajadores por cuenta propia,12,51 millones; empleadores, 2,67 millones; y trabajadores sin pago 2, 52 millones.

    La cifra global de contagios subió el miércoles a 4.179.479 infectaos, de los cuales 287.525 han muerto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Tema:
    El coronavirus en México (321)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook