En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Bolivia (153)
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Las cuatro ciudades principales de Bolivia anunciaron que seguirán por lo menos hasta fin de mayo en cuarentena total contra la pandemia de COVID-19, anticipándose a un anuncio del Gobierno nacional sobre el alcance de una prevista flexibilización del confinamiento a partir del lunes 11.

    "No estamos en las condiciones en este momento de flexibilizar la cuarentena en ninguno de los dos municipios. Creemos que la situación amerita que La Paz y El Alto se mantengan bajo la categoría de riesgo alto", dijo en conferencia de prensa el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

    Hizo la declaración junto con la alcaldesa Soledad Chapetón de la urbe contigua de El Alto, desde donde los medios seguían reportando masivas y casi diarias violaciones de la cuarentena, principalmente en torno a mercados callejeros de alimentos.

    Casi al mismo tiempo, las autoridades de las ciudades de Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro) informaron que sus respectivos comités de emergencia han resuelto no flexibilizar el confinamiento debido al persistente alto riesgo de contagios masivos con el nuevo coronavirus, causante de COVID-19.

    Las cuatro ciudades suman aproximadamente la mitad de la población boliviana de 11 millones de habitantes, que están en cuarentena total desde mediados de marzo.

    El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez tiene previsto aplicar una modalidad de "cuarentena dinámica" a partir del 11 de mayo, manteniendo el confinamiento pleno solo en los municipios con alto riesgo de contagios.

    En el resto, entraría en vigencia una flexibilización de las restricciones, con ampliación de horarios de funcionamiento de bancos y mercados de alimentos, aunque el transporte urbano seguiría suspendido.

    ​Para identificar a los municipios que saldrían de la cuarentena total, los gobiernos departamentales deberían presentar hasta este 7 de mayo sus informes epidemiológicos, que todavía no se conocían cuando las autoridades urbanas de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz anunciaron sus decisiones.

    "Flexibilizar las medidas que ya se han adoptado podría significar un desastre en el curso de los siguientes días, con un contagio masivo que se nos pueda salir de las manos a todos", explicó el alcalde Revilla.

    Admitió que tanto La Paz como El Alto no están preparadas para responder a una ola masiva de casos de COVID-19.

    El ministro de Salud, Marcelo Navajas, dijo el 6 de mayo que Bolivia acumularía unos 10.000 casos de COVID-19 hasta fines de mayo, si se mantiene la actual cuarentena total.

    Hasta la noche del 6 de mayo, se registraron en el país 1.886 contagios con el nuevo coronavirus, de los cuales 1.160 o más de la mitad estaban en el departamento de Santa Cruz.

    El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo este 7 de mayo que la cuarentena total seguirá por lo menos en la homónima capital departamental y en la ciudad de Montero, que concentran más del 95% de los contagios de la región.

    En el departamento de La Paz, incluyendo datos de la misma ciudad, de El Alto y poblaciones menores, los casos sumaban 260 hasta el 6 de mayo, en tanto que el total de Cochabamba era de 82.

    Se esperaba que las autoridades de la ciudad amazónica de Beni, donde se han registrado ya más de 200 contagios, anuncien también la prolongación de la cuarentena total.

    Tema:
    El coronavirus en Bolivia (153)
    Etiquetas:
    coronavirus, cuarentena, ciudades, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook