En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, llamó a poner en pausa los pleitos políticos para discutir solo políticas sanitarias y económicas para contener el coronavirus.

    "Es tiempo de poner en pausa todos los pleitos políticos, en este momento nos enfoquemos única y exclusivamente en sacar adelante a nuestro país y que la mínima cantidad de salvadoreños muera", exhortó Bukele en cadena nacional.

    El mandatario adelantó que serán implementadas políticas más duras para imponer la cuarentena domiciliar en el país, tras lamentar que muchos no respetan la única medida verdaderamente eficaz para prevenir el contagio.

    "Créanme que conozco la pobreza, sé la necesidad, pero el virus no va a preguntarle si es pobre o rico, si necesitaba comer o por placer", advirtió el jefe de Estado.

    Bukele descartó la inminencia de toques de queda, encierros totales o una ley seca en el país, como temen defensores de los derechos humanos y la oposición política.

    El jefe de Estado agregó que logró superar sus diferencias ideológicas con el expresidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal, para lograr un acuerdo que permita una reactivación gradual de la economía.

    El presidente de El Salvador anunció nuevas restricciones de movilidad en el país, con el objetivo de reducir la curva de contagio del coronavirus causante de la enfermedad COVID-19 y comenzar a reactivar la actividad económica en dos semanas.

    "Solo se podrá salir dos veces a la semana, según el último número del documento de identidad, y si todos nos encerramos y cumplimos, no solo reduciremos el contagio, si no que en 15 días podremos reabrir algunas actividades económicas", informó Bukele.

    El mandatario agregó que también quedará prohibido el tránsito de un municipio a otro, salvo en los casos justificados por trabajo, y advirtió que, si la curva de contagio no decrece, serán precisas medidas más severas.

    "De ahora en adelante, quienes transiten en la calle y no tengan justificación serán conducidos a una evaluación médica, donde se determinará si han estado expuestos al COVID-19, y en ese ese caso serán trasladados a un centro de contención", alertó Bukele.

    El jefe de Estado advirtió además que la región podría enfrentarse a un subregistro de casos del nuevo coronavirus, debido a la poca cantidad de pruebas que realizan algunos países, que por ende confirman menos positivos.

    "Con más de 30 mil pruebas realizadas, El Salvador se posiciona entre los países que más tests realiza para detectar el COVID-19, sin embargo, tenemos que encontrar más nexos, más contactos, es un trabajo sanitario muy complejo", enfatizó el gobernante.

    El Salvador registra actualmente 587 casos de personas infectadas con el coronavirus SARS-CoV-2, de las cuales han fallecido 14 y cuatro están en estado crítico.

    Etiquetas:
    Nayib Bukele, coronavirus, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook