En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    91255
    Síguenos en

    Durante una entrevista, la exembajadora de Estados Unidos en México Roberta Jacobson reveló que su Gobierno recopiló información sobre la relación de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública (SSP) durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), con el Cártel de Sinaloa.

    "La información que obteníamos —en el Departamento de Estado— era por conducto de funcionarios estadounidenses, pero venía de parte de mexicanos, ellos eran los que más información recibían y tenían sobre la corrupción de García Luna", comentó Jacobson. El exsecretario es acusado en EEUU de cuatro cargos por narcotráfico, aceptar sobornos del Cartel de Sinaloa y dar declaraciones falsas a las autoridades

    Asimismo, la diplomática estadounidense consideró que "el gobierno mexicano sabía tanto como nosotros, si no es que más, y nunca tomó acciones en su momento y por ello encuentro un poco ingenuo culpar a Estados Unidos por no tomar medidas".

    Ante estos comentarios, el expresidente Felipe Calderón negó en su cuenta de Twitter que su gabinete tuviera información sobre los nexos de García Luna con el narcotráfico.

    "Actué con determinación contra el crimen organizado y recibí amenazas por ello, jamás hubiera permitido que ningún funcionario con vínculos como esos siguiera en el gobierno", comentó el expresidente quien lanzó en el 2006 la guerra contra narco que llevó el país a un conflicto interno y provocó una de las peores crisis de "desaparecidos" de América Latina.

    Poco después, Calderón publicó en la misma plataforma una carta dirigida a Proceso, el medio que publicó el artículo con las declaraciones de  exembajadora, en la cual resaltó una serie de imprecisiones contenidas en su artículo. En particular, el exmandatario apuntó que, en la entrevista, Jacobson sólo mencionó que su Gobierno recopiló "rumores no corroborados —ni por EEUU ni por México— con evidencias o fuentes sin sesgo".

    Agregó que, de haber corroborado esa información, Washington ni siquiera habría apoyado a México por medio de la Iniciativa Mérida, un tratado firmado entre ambos gobiernos en 2008 con el objeto de apoyar las labores mexicanas en el combate al narcotráfico y el crimen organizado.

    "Si las autoridades de EEUU hubieran sabido de vínculos ilícitos del SSP, ¿Por qué la Iniciativa Mérida de la que ella era responsable dotó de importantes dispositivos y tecnología de inteligencia de vanguardia, armamento y equipo, incluyendo helicópteros Sikorsky a la SSP?", cuestionó Calderón.

    Pese a ello, tras la divulgación de la entrevista diversos especialistas y políticos revivieron los cuestionamientos sobre el desconocimiento de Calderón de los nexos de García Luna con el Cártel de Sinaloa. Uno de los más reproducidos fue el lanzado por Manuel Espino, exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN), antigua facción política de Calderón.

    "Fuiste cómplice o muy pendejo, no hay más. Te conozco tan bien que me quedo con la primera opción: cómplice", sentenció Espino, actualmente comisionado del Servicio de Protección Federal, adscrito a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

    A partir de estas reacciones, el 4 de mayo la exembajadora Jacobson también recurrió a su cuenta de Twitter para precisar varios de los dichos contenidos en el artículo publicado por Proceso.

    "Seamos claros sobre lo que dije, y siempre he dicho sobre el exsecretario García Luna: 1. Nunca vi ninguna información corroborada de participación en el tráfico de drogas. 2. En un ambiente de muchos rumores, uno siempre es cauteloso al trabajar con funcionarios. 3. No hay historia de fondo o conspiración sobre 'por qué ahora'. Son las mismas respuestas que di hace meses cuando fue detenido. Un periodista decidió escribir una historia", resaltó.

    No obstante, también el 4 de mayo el periodista Ricardo Raphael mencionó en su columna que desde 2009 el exembajador Carlos Pascual, antecesor de Jacobson, denunció al Departamento de Estado las acciones del Gobierno mexicano en el marco de su estrategia para combatir el narcotráfico.

    "El rendimiento de las fuerzas de seguridad es muy bajo. No generan información de inteligencia útil; no existe ninguna coordinación entre las diferentes agencias de seguridad; no patrullan en forma conjunta y, si lo hacen, no actúan de manera efectiva", señala el texto de Pascual divulgado por El Universal.

    Este cable fue uno de los muchos publicados por Wikileaks, el cual provocó un enfrentamiento abierto entre el Gobierno de Calderón y Pascual, quien aprovechó esta circunstancia para presionar al cambio de representación en la embajada estadounidense. El periodista indicó que todas esas acciones siempre apuntaron a la defensa que Calderón hizo de su funcionario clave en Seguridad Pública, lo cual explica la última reacción del expresidente de México a los dichos de Jacobson.

    El secretario de Seguridad Pública durante la presidencia de Felipe Calderón Genaro García Luna se encuentra detenido desde diciembre de 2019 en Grapevine, Texas, luego de ser acusado por la justicia estadounidense de recibir sobornos por parte del Cártel de Sinaloa, conspirar para traficar cocaína hacia Estados Unidos y haber mentido en su solicitud de ciudadanía estadounidense.

    Jesús Zambada, alias el Rey Zambada, uno de los principales líderes del Cártel del Pacífico, testificó ante la Corte de Brooklyn que entregó dinero a García Luna personalmente en varias ocasiones. Por ejemplo, destacó que entre 2005 y 2006 pagó tres millones de dólares, mientras que en 2007 entregó entre tres y cinco millones de dólares al extitular de Seguridad Pública.

    Etiquetas:
    Cártel de Sinaloa, Felipe Calderón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook