En directo
    América Latina
    URL corto
    1304
    Síguenos en

    El procurador general de la República de Brasil, Augusto Aras, pidió al Tribunal Supremo que se interrogue a varios ministros, para comprobar la veracidad de las acusaciones del exministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, quien aseguró que el presidente Jair Bolsonaro intentó interferir en la independencia de la Policía Federal.

    El procurador "entendió que es necesario escuchar a los ministros Luiz Eduardo Ramos (Secretaría del Gobierno), Augusto Heleno (Gabinete de Seguridad Institucional) y Walter Braga Netto (Casa Civil) para que se aclaren los hechos", informó la fiscalía en un comunicado.

    Los tres ministros, todos ellos militares, forman parte de la cúpula del Gobierno, son muy próximos a Bolsonaro, y según Moro serían testigos de las presiones que recibía por parte del mandatario para cambiar al director general de la Policía Federal.

    Además de los ministros, el procurador también quiere que se interrogue a la diputada federal Carla Zambelli (del oficialista Partido Social Liberal) y a los comisarios de policía Mauricio Valeixo, Ricardo Saadi, Carlos Henrique de Oliveira Sousa, Alexandre Saraiva, Rodrigo Teixeira y Alexandre Ramagem.

    Todos ellos tendrán que aportar informaciones sobre el "eventual patrocinio, directo o indirecto de los intereses privados del presidente de la República en el departamento de la Policía Federal", según el procurador, que dio cinco días útiles de plazo para que tengan lugar estos interrogatorios.

    La Fiscalía también pidió al Tribunal Supremo, entre otros documentos, un análisis técnico del contenido del celular del exministro Moro y una copia del video la reunión entre el presidente, el vicepresidente, ministros de Estado y presidentes de bancos públicos el pasado 22 de abril en el Palacio del Planalto (sede del Gobierno).

    Según la prensa local, en su declaración a la policía, Moro explicó que en esa reunión del día 22, Bolsonaro le amenazó con destituirle si no lograba hacer los cambios que él quería en la cúpula de la Policía Federal, por lo que todos los ministros serían testigos de esas presiones.

    Esta investigación busca averiguar si Bolsonaro interfirió en la Policía Federal para favorecer intereses personales; en caso de que el procurador general considere que hay indicios suficientes podría presentar una denuncia formal contra el presidente, que para ser investigado necesitaría el aval previo de la Cámara de Diputados.

    Etiquetas:
    Jair Bolsonaro, Brasil, Sérgio Moro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook