En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Venezuela (178)
    0 40
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Ante la pandemia por COVID-19 y sus efectos en la economía, el ministro de Trabajo de Venezuela, Eduardo Piñate, dijo a Sputnik que evalúa las decisiones a tomar en pro de los empleados y aseguró que la ratificación de la inamovilidad laboral es la columna vertebral de las medidas implementadas por el Gobierno.

    "La inamovilidad laboral viene siendo una especie de columna vertebral de la política de defensa del empleo; nosotros esa línea la venimos ratificando desde hace varios años (…) para la defensa del empleo esta es una política, en segundo lugar, una línea para el fortalecimiento del empleo formal", indicó el ministro a esta agencia en el marco del día del Trabajador, que se celebra este 1 de mayo.

    El distanciamiento social y la necesidad de mantener la producción y los puestos de trabajo han llevado a que en casi todos los países se aplique el trabajo remoto.

    En este sentido, el ministro consideró que esa nueva forma de trabajo tiene que ser sometida a investigación y a debates para que no genere una desregularización o tercerización del empleo.

    "Eso es un debate que habrá que profundizar ahora, en el Ministerio de Trabajo yo ya he dado algunas instrucciones de comenzar a preparar el trabajo de investigación que nos ponga a dar esa discusión, porque no es el teletrabajo de un país capitalista, estamos hablando del trabajo en un país que construye el socialismo", apuntó.

    Piñate agregó que en algún punto será necesario que todos los países comiencen a legislar en la materia mientras esta situación se mantenga.

    Mantener la producción

    Además de la coyuntura económica que genera la pandemia, Venezuela se encuentra en una situación de hiperinflación desde 2016, la cual el Gobierno asegura ha sido ocasionada en gran parte por el bloqueo de Estados Unidos, que afecta el sector financiero y productivo del país.

    Por ello, el ministro indica que el desafío más grande que tiene el país es mantener la producción, por lo que no puede detenerse.

    "Tenemos un desafío muy importante de la producción, eso demanda una fuerza de trabajo que estamos obligados a seguirla desarrollando en medio de la pandemia", sostuvo.

    En cuanto al salario mínimo, el funcionario destacó que a partir del 1 de mayo entra en vigencia un nuevo aumento.

    El Gobierno de Venezuela anunció que el salario mínimo pasará de 450.000 bolívares (2,6 dólares) a 800.000 bolívares, equivalente a 4,6 dólares.

    Este incremento se suma a un aumento de los pagos extras que hace el Gobierno y que se conocen en Venezuela como bonos, los cuales se realizan por sectores, por ejemplo: adultos mayores, mujeres embarazadas, madres solteras, entre otros, que reciben un pago adicional aportado por el Estado, por encontrarse en condición de vulnerabilidad.

    "Nosotros seguimos defendiendo el ingreso de los trabajadores (…) en medio de la guerra se sigue desarrollando, avanzamos en la construcción de viviendas, en fin, creo que tenemos una política fundamental que, en el marco de las condiciones muy difíciles en las que nos va dejar la pandemia, nosotros tenemos que seguir garantizando, porque es el norte de la política de la revolución", señaló Piñate.

    En los últimos años, el Gobierno ha celebrado el día de los trabajadores con una movilización por el centro de Caracas.

    Sin embargo, este año esa actividad quedó suspendida por la pandemia de COVID-19 y está previsto que los trabajadores y la Central Obrera Socialista se expresen por medio de las redes sociales.

    Mientras, en la Avenida Bolívar se realizará una pequeña concentración de uno 40 o 50 sindicalistas para participar una videoconferencia internacional, informó el ministro.

    Tema:
    El coronavirus en Venezuela (178)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, pandemia, coronavirus, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook