En directo
    América Latina
    URL corto
    0 42
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno transitorio de Bolivia expresó su molestia con la decisión preliminar del parlamento, controlado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), de dar un plazo de 90 días para la celebración de elecciones, y denunció intromisión del órgano legislativo en el poder electoral.

    "El MAS nuevamente le da la espalda al pueblo boliviano, está demostrado claramente que no les interesa la salud, no les interesa la independencia de poderes, lo único que les interesa es lo que hicieron en 14 años: política", declaró a reporteros el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

    En cambio, el Tribunal Supremo Electoral, que había planteado un plazo de casi cinco meses para los comicios, dijo que acatará "respetuoso" lo que defina la Asamblea Legislativa Plurinacional, inclusive a pesar de las dificultades técnicas que se pudieran presentar.

    Las declaraciones surgieron al día siguiente de que la Cámara de Diputados aprobara un proyecto de ley que fija un plazo de 90 días, a partir de la promulgación de esa norma, para la votación que estaba programada para este domingo 3 de mayo y fue declarada en suspenso a causa de la cuarentena contra la pandemia de COVID-19.

    El ministro Núñez evitó anticipar si la presidenta Jeanine Áñez, quien es también candidata, frenaría la ley del calendario electoral que todavía debe pasar por el Senado, donde al igual que en Diputados el MAS del expresidente Evo Morales (2006-2019) tiene más de dos tercios de los escaños.

    El proceso electoral repondrá el orden constitucional en Bolivia, tras la crisis del año pasado durante la cual Morales fue derrocado y la entonces senadora Áñez, de la minoría derechista, se autopcroclamó presidenta transitoria con la misión de convocar a elecciones en un plazo de 90 días, ya ampliamente vencido.

    ​Aunque la ley fue propuesta por el TSE, el ministro de la Presidencia atribuyó la iniciativa al MAS, calificándola como una injerencia de un órgano o poder del Estado sobre otro.

    El MAS "se mete en el órgano electoral, que es un órgano supuestamente independiente, a tomar definiciones, cuando el órgano electoral ya se ha pronunciado al respecto. Entonces está demostrado claramente que al MAS no le interesa la independencia de poderes, que al MAS solo le interesa hacer política", insistió Núñez.

    Por el contrario, aseguró, el Gobierno de Áñez "está preocupado y enfocado al 100% en cuidar la vida de los bolivianos, en luchar contra esta pandemia", para lo cual ha decidido ampliar la cuarentena total hasta el 10 de mayo, previendo una posterior flexibilización de las restricciones.

    El presidente del TSE, Salvador Romero, quien participó el 29 de abril en la sesión de Diputados que dio media sanción a la ley del calendario electoral, se mostró este jueves 30 de abril más conciliador, aunque advirtiendo que el plazo de 90 días reducía el "margen de flexibilidad" de organización de los comicios.

    "Esto reduce el margen de flexibilidad técnica que tenía la propuesta del Tribunal Supremo Electoral, dicho lo cual el TSE, respetuoso por supuesto del estado de derecho, va a dar cumplimiento a la ley que apruebe la Asamblea Legislativa", dijo Romero a la televisión estatal.

    La propuesta del TSE era que las elecciones se realizaran a más tardar el 17 de septiembre, en tanto que, si se pone en vigencia la ley impulsada por el MAS, la votación se realizaría como máximo en agosto.

    En todas las encuestas de intención de voto publicadas antes de la cuarentena, el candidato del MAS, Luis Arce, aparecía como claro favorito, seguido por el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) y, en tercer lugar, por la presidenta Áñez.

    Etiquetas:
    elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook