En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en México (321)
    110
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Agentes de la Guardia Nacional tuvieron que salir a proteger hospitales donde trabajan unas 400.000 integrantes del personal sanitario de Instituto Mexicano del Seguro Social, pero fuera de las instalaciones los trabajadores son objeto de agresiones por ser considerados "focos de infección".

    La condena no termina cuando llegan a casa: los trabajadores de la salud encuentran en las puertas de sus domicilios mensajes en los que son declarados no gratos por sus vecinos.

    Paramédicos desalojados en forma injustificada de sus viviendas por los propietarios, o camilleros víctimas del escarnio impiadoso en redes sociales cuando sufren accidentes en el traslado urgente de pacientes, son algunos de los casos relatados por el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

    La extraña fobia al personal médico fue incluso advertida por el presidente Andrés Manuel López Obrador según contó a periodistas en el Palacio Nacional.

    Robledo reconoció, en primer lugar, "el trabajo que está haciendo la Guardia Nacional, que está presente para evitar estas agresiones; pero lo que pasa fuera del hospital, fuera de esos perímetros, pues no alcanza" la protección, ante la ola de ataques.

    El funcionario presentó al mandatario insólitas anécdotas de inesperadas agresiones contra su personal.

    La institución garantiza equipos de protección médica, rigurosos protocolos de ingreso y egreso de las instalaciones, reguardadas ahora con la fuerza pública.

    Pero la situación comenzó a salirse de control con decenas de ataques reportados en todo el país, siempre cuando el personal sale de su trabajo.

    Testimonios de la ingratitud

    El primer relato fue sobre el enfermero Francisco Palomera, que el 17 de abril llegó a su departamento, después de una larguísima jornada de trabajo.

    "Salió a comprar alimentos para cenar, cuando regresó tenía un mensaje amenazante pegado en su puerta", relató Robledo.

    El director del hospital lo contactó, y le ofreció apoyo para hacer denuncias y protegerlo.

    El alto funcionario hizo un urgente pedido a las autoridades locales para la protección, investigación y persecución de los atacantes, para que "tampoco queden impunes".

    En la ciudad de Guadalajara, la segunda del país en el centro-occidente Edgar, un médico residente de un hospital, fue desalojado por el dueño de su casa argumentando que el cuarto que rentaba cerca del hospital lo iba a contagiar de COVID-19.

    "No hay nada más erróneo que pensar que un personal de salud es el foco de la infección, todo lo contrario, es la solución al coronavirus".

    Robledo pidió a la ciudadanía a salir en defensa de enfermeras y médicos, quienes están cumpliendo "jornadas largas, extenuantes, con mucha tensión, con mucha presión, con mucho miedo también".

    Suplicó que predomine la solidaridad y la empatía "que el miedo jamás sea lo que nos domine".

    Otro caso presentado al mandatario es uno que ha estado muy activo en redes sociales.

    El pasado 22 de abril, un paciente que era trasladado de una ambulancia cayó al piso, cuando alguien estaba grabando y lo difundió.

    "Al hacer la maniobra hubo un error y esta persona se cayó de la camilla, cuando lo ingresaban a la ambulancia; no debería de haber escarnio sobre los camilleros ni sobre el personal que hace este tipo de maniobras", complicadas por el uso de cápsulas de seguridad, para evitar contagios.

    Fuertes camilleros

    El IMSS opera 1.400 ambulancias y en los casi dos meses realizó decenas de miles de traslados exitosos, gracias a "los camilleros que son tan fuertes, físicamente", puntualizó.

    López Obrador respondió a la presentación calificando como los ataques contra socorristas, paramédicos y enfermeras como "actos detestables de discriminación".

    "Hay países en donde están pendientes cuando llega el médico, cuando llega la enfermera, agotados, llegan a sus departamentos, a sus casas, y sus vecinos los están esperando con carteles, con flores, guardando distancia, eso lo tenemos que hacer aquí", rogó el gobernante.

    En la primera línea de la contingencia, "están los trabajadores más importantes en este tiempo, héroes, heroínas, y tenemos que reconocer su trabajo", subrayó el jefe de Estado.

    La Organización de Naciones Unidas (ONU) llamó el 22 de abril a la población mexicana "a respetar el trabajo y la integridad del personal de salud que está respondiendo ante la pandemia de COVID-19 y reconoce la importante tarea que realizan".

    Las agencias del organismo condenaron "las agresiones hacia el personal de salud y cualquier expresión de odio, intolerancia, estigmatización y discriminación en contra de quienes hoy están en la primera línea de respuesta a la pandemia".

    En México, el personal del sector salud son en un 79% mujeres, un número por encima de la media mundial, que es del 70%.

    Tema:
    El coronavirus en México (321)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook