En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Argentina (370)
    172
    Síguenos en

    Según una encuesta de la Universidad Nacional de La Matanza, el 62 % de los argentinos continuará sin exponerse a lugares concurridos luego de que se termine la pandemia de COVID-19. Además, el 52 % seguirá manteniendo distancia social, mientras el 65 % valoró positivamente el trabajo a distancia y el 73 % mantendrá el uso de plataformas virtuales.

    "Todavía es prematuro sacar conclusiones o predecir lo que va a pasar en el futuro pero vemos ciertas tendencias a la continuidad de prácticas de cuidado. Lo que más nos llamó la atención es que, una vez terminada la cuarentena, creen que van a seguir manteniendo prácticas de distanciamiento social", dijo a Sputnik el sociólogo Manuel Zunino, docente a cargo del estudio.

    Argentina cumplió un mes desde iniciado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, decretado el 20 de marzo por el presidente, Alberto Fernández, para evitar el contagio masivo de coronavirus en la población. A pesar de que de a poco se han ido sumando más rubros a las excepciones a la cuarentena, el grueso de la población, salvo en los barrios más humildes, sigue cumpliendo con las medidas de reclusión e higiene que la pandemia ha vuelto costumbre.

    La encuesta de opinión pública realizada por la Secretaría de Medios y Comunicaciones de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) buscó medir la penetración de estos nuevos hábitos en el Área Metropolitana de la ciudad de Buenos Aires. Los resultados demuestran el impacto en la vida diaria de este nuevo estilo de vida condicionado y mediatizado.

    El trabajo fue realizado de forma virtual a 1.250 personas y arrojó que 62 % continuará evitando lugares concurridos, 52 % mantendrá distancia entre personas, 86 % seguirá lavándose frecuentemente las manos y 72 % usará alcohol en gel después de haberse normalizado la situación.

    Zunino comentó que ya hay cambios en las prácticas sociales y que la gente dice que se van a mantener, en diferentes medidas, relacionados sobre todo a una mayor vinculación virtual entre las personas a través de plataformas digitales, para entretenimiento, trabajo, educación, compras o comunicación en general.

    "En relación a la educación a distancia y el teletrabajo, vemos ciertas similitudes en la valoración, en general positivas, pero cuando se indaga un poco más empiezan a aparecer ciertas críticas, principalmente relacionadas al acceso y la calidad de la conectividad así como a la falta de fluidez de los vínculos o de dinamismo de las propias plataformas", explicó el sociólogo argentino.

    Zunino además añadió que gran parte de las quejas por esta nueva modalidad de teletrabajo o formación a distancia tiene que ver con la falta de espacios cómodos o adecuados para realizar estas prácticas y también por el hecho de que muchos aseguran que terminan teniendo que trabajar más de lo que lo hacían anteriormente, muchas veces acompañado de una reducción de sus sueldos.

    Si bien los encuestados ponderaron en su mayoría las prácticas virtuales (65 % el teletrabajo y 57 % la educación virtual), solo minorías respondieron que se debe continuar de forma total de este modo en el futuro. "Como conclusión, te podría decir que el contacto cara a cara me parece que es muy difícil de ser reemplazado", finalizó Zunino.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (370)
    Etiquetas:
    educación, teletrabajo, cuarentena, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook