En directo
    América Latina
    URL corto
    203
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, negó haber participado el 19 de abril en una protesta en Brasilia de carácter golpista, a pesar de que algunos de sus simpatizantes pedían el cierre del Congreso Nacional y del Supremo Tribunal Federal.

    En declaraciones a los medios este 20 de abril, Bolsonaro dijo que en todos los movimientos hay "infiltrados" y que hay que respetar la libertad de expresión de la gente, agregó que, más allá de eso, todas son "invenciones, intentos de incendiar una nación que aún está dentro de la normalidad".

    La manifestación se produjo frente al cuartel general del Ejército en Brasilia, y Bolsonaro apareció por sorpresa, ofreciendo un discurso a la multitud que cargaba contra la "vieja política" y decía que el poder está en manos del pueblo.

    Este 20 de abril, Bolsonaro aseguró que no dijo nada contra ningún poder y reiteró que la intención era demostrar que los brasileños quieren acabar con las medidas de aislamiento derivadas de la pandemia de COVID-19, causada por el nuevo coronavirus.

    "Queremos volver al trabajo, el pueblo quiere eso [los manifestantes] estaban allí saludando al Ejército brasileño, es eso, nada más", dijo el presidente.

    Además de minimizar el carácter de la manifestación ultraderechista, Bolsonaro confió en que esta sea la última semana de cuarentena, porque dijo que el pueblo necesita trabajar porque "la heladera está vacía".

    Las medidas de confinamiento las están decretando los gobernadores y alcaldes por su cuenta.

    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
    © REUTERS / Adriano Machado
    Un simpatizante gritó que había que cerrar el Supremo, Bolsonaro lo interrumpió diciendo que no hay que cerrar nada y que hay que respetar la Constitución brasileña.

    "Pido por favor que no se diga eso: Supremo abierto, transparente; Congreso abierto, transparente", afirmó Bolsonaro, moderando su discurso.

    Las palabras del líder ultraderechista se producen tras la enorme polémica generada por su participación en el acto donde hubo proclamas golpistas, lo que le valió críticas de prácticamente todo el espectro político.

    Según el balance más reciente del Ministerio de Salud, Brasil registra 39.144 casos confirmados de COVID-19 y ya suma 2.484 muertes, por la enfermedad y el país todavía se encuentra en la curva creciente de casos, sumando cada vez más muertes y contagios a medida que pasan los días.

    Etiquetas:
    crisis política, Brasil, manifestación, Jair Bolsonaro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook