En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en México (321)
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México no contemplará el uso de la fuerza policial o militar para que se cumplan las medidas de distanciamiento social, cuando sea decretada la tercera fase de "transmisión acelerada de los contagios" del COVID-19, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    En todos los casos, la aplicación de medidas sanitarias "es voluntaria, entre otras cosas, porque el proceso de México se ha sustentado en el llamado a la participación ciudadana voluntaria, no ha habido utilización del uso de la fuerza, no ha habido toque de queda, ni ese tipo de medidas", indicó el presidente.

    Las autoridades sanitarias informaron que algunas regiones del país ya viven condiciones que corresponden a la fase tres, después de las primeras dos etapas de contagios importados y comunitarios, ante lo cual aplicarán "filtros" para evitar la propagación hasta el 1 de junio, cuando reinicien todas las actividades escolares y productivas.

    Por su parte, el principal vocero para la pandemia Hugo López-Gatell informó que los filtros sanitarios se aplicarán sin intervención de las fuerzas policiales o militares, a pesar de que la reducción total de la movilidad en este país está lejos de ser total, y alcanza un promedio de 60% en los espacios públicos, según aplicaciones de Google.

    "Cada vez que se aborda el tema de la reducción de movilidad, por analogía y comparación de medidas en países europeos y EEUU se pregunta si va a intervenir la fuerza pública: en forma sistemática respondemos no", enfatizó el subsecretario federal de Salud.

    Solo 483 municipios tienen al menos una persona contagiada de 2.470 localidades administrativas en este país, es decir, el 19,6% del total de las entidades municipales en todo el territorio nacional.

    "No tenemos intención de militarizar la salud pública por ser innecesaria e inconveniente, porque hasta ahora la ciudadanía ha respondido muy bien", subrayó López Gatell.

    El principal portavoz de las autoridades sanitarias estima que decretar toques de queda o cuarentenas obligatorias "perturbaría la dinámica social, la contribución positiva es una acto de conciencia y persuasión del riesgo familiar, comunitario y social, para evitar que se propague la epidemia".

    El objetivo de los filtros que diseñan los responsables federales es disminuir la movilidad entre regiones de distinta intensidad de transmisión, para evitar los contagios acelerados de la fase tres.

    Científicos de la UNAM desarrollan biosensor para detectar COVID-19
    © Sputnik / Cortesía del Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia de la Facultad de Ciencias de la UNAM
    El personal de salud organizará controles en las fronteras de los municipios con menor contagio y programará la distribución de alimentos y suministros.

    Por ejemplo, los mercados públicos que concentran cientos o miles de personas serán segmentados en calendarios de productos en fechas y lugares distintos.

    El modelo de Vigilancia Centinela que aplica este país observa los resultados de más de 45.000 análisis de laboratorio realizados hasta la fecha como una encuesta, y multiplica por el factor ocho los contagios confirmados, que elevaría a unas 50.000 las infecciones reales.

    En México han sido detectados a 6.297 casos confirmados por laboratorio de la enfermedad COVID-19 y se han registrado 486 defunciones.

    Tema:
    El coronavirus en México (321)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook