En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Bolivia (222)
    0 02
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno boliviano informó que autorizó el regreso de 36 connacionales desde Chile, en un vuelo especial autorizado en el marco de la cuarentena contra la pandemia del COVID-19, mientras otros 300 seguían impedidos de ingresar por tierra desde Chile.

    "El retorno al país de 36 compatriotas se está facilitando por razones humanitarias, ellos se encontraban en Chile por tratamiento médico en diferentes hospitales y contrataron una aeronave (de la empresa) Ecojet para que los recoja", explicó la Cancillería en un comunicado.

    Añadió que esos bolivianos repatriados por aire "pagarán el costo total de la aeronave y se accede a su retorno por el compromiso a guardar cuarentena cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, a pesar de haber realizado los exámenes en Chile, con el resultado negativo para todos ellos".

    Medios locales reportaron duras críticas en las redes sociales al Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, que dispuso el cierre de fronteras por la pandemia pero ha autorizado la salida de varios vuelos y caravanas de ómnibus con extranjeros, y ahora el vuelo desde Santiago, pero no permite el ingreso de bolivianos por carreteras.

    El comunicado oficial señaló que "ningún vuelo solidario anterior ni actual fue pagado por el Gobierno de Bolivia".

    En una declaración anterior, la Cancillería dijo que había instruido a sus embajadas y consulados que den asistencia humanitaria a los bolivianos en el extranjero, pero no mencionó la posibilidad de facilitar su retorno.

    Entretanto, se mantenía la tensión en el pueblo fronterizo de Pisiga, a unos 460 kilómetros al sur de La Paz, donde 480 bolivianos estaban desde el pasado fin de semana en cuarentena en un campamento militar, luego de que el Gobierno, enfrentado a presiones internas y externas, les permitiera el ingreso desde Chile.

    En el pueblo de Colchane, lado chileno de esa frontera, otros 500 bolivianos reclamaban permiso para ingresar al país tras haber chocado el martes con una columna militar boliviana que les cerró el paso y los obligó a permanecer en territorio vecino.

    La Defensoría del Pueblo denunció este miércoles que pudo verificar hacinamiento, mala alimentación y peligro de contagios en el campamento de Pisiga.

    "Se asignaron carpas de dimensiones reducidas (3x3), donde ingresan de 10 a 12 personas, lo que imposibilitaría el aislamiento social; la dotación insuficiente para combatir el frío de la zona y con posibles afectaciones a la salud de los niños y niñas que habitan el campamento", señaló la Defensoría.

    Añadió que ha pedido a las gobernaciones regionales que se hagan cargo de llevar a los bolivianos del campamento a sus comunidades de destino, cumpliendo normas de bienestar y seguridad sanitaria.

    Tema:
    El coronavirus en Bolivia (222)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, COVID-19, repatriación, Chile, Gobierno de Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook