En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Argentina (299)
    0 40
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El ministro argentino de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, desplazó a un funcionario, Gonzalo Calvo, por considerarlo responsable de la compra de alimentos que realizó su cartera con precios por encima de los precios testigo que tiene de referencia la Sindicatura General de la Nación (Sigen), informaron medios locales.

    "Arroyo exigió la renuncia al funcionario que autorizó compras a precios cuestionados", señaló la agencia estatal Télam.

    Como responsable de haber autorizado la licitación, Calvo fue removido de su cargo como secretario de articulación de Políticas Sociales.

    La destitución tuvo lugar horas después de que el presidente del país, Alberto Fernández, ordenara cancelar la compra a una empresa, Sol Ganadera, que pretendía cobrar al Gobierno partidas de azúcar y aceite con valores superiores a los del mercado.

    El mandatario también advirtió que el Estado no tolerará abusos ni permitirá la cartelización de los proveedores.

    Calvo había asumido su cargo de secretario en diciembre de 2019, con la asunción del actual Gobierno.

    El funcionario había sido secretario de Seguridad de un municipio de la provincia de Buenos Aires (este), Almirante Brown, cargo del que también fue expulsado por decisión del alcalde de ese distrito, Mariano Cascallares, tras quedar involucrado en denuncias de sobornos.

    Para evitar nuevos escándalos, la jefatura de gabinete emitió una resolución que prohíbe desde el Estado realizar compras por valores que estén por encima de los precios máximos establecidos por la Secretaría de Comercio Interior.

    "La dinámica de la pandemia y su impacto sobre la vida social de la población en su conjunto presentaron la necesidad de establecer procedimientos de adquisición de bienes y servicios en la emergencia que habilitaran a todas las áreas comprometidas a dar respuestas integrales", especifica el documento.

    La controversia comenzó en la víspera, cuando el Ministerio de Desarrollo Social publicó seis resoluciones en el Boletín Oficial que autorizaban la compra de cinco toneladas de alimentos por un total de 534 millones de pesos (8 millones de dólares).

    En el documento que se detallaban los precios de cada insumo, algunos de los cuales eran más caros que los precios testigo.

    Los alimentos iban destinados a comedores y merenderos de zonas vulnerables del país en un momento de emergencia como el que vive el país a consecuencia del nuevo coronavirus (causante del COVID-19).

    En la nación, 106 instituciones llevan procesadas más de 10.000 muestras para detectar el COVID-19, lo que da una tasa de 236 test cada millón de habitantes (0,2 por cada 1.000 habitantes).

    El jefe de Estado, Alberto Fernández, anunció la extensión hasta el 12 de abril de la cuarentena por el COVID-19. Con esta decisión, el mandatario decidió alargar el confinamiento obligatorio vigente desde el pasado 20 de marzo. A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (sudeste), causado por una nueva cepa de coronavirus llamada SARS-CoV-2. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen 1.279.722 casos confirmados de contagio y 72.614 muertos.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (299)
    Etiquetas:
    COVID-19, alimentos, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook