En directo
    América Latina
    URL corto
    0 122
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El expresidente de Ecuador, Rafael Correa (2007-2017), irá a Ecuador para presentarse a las elecciones 2021 a pesar de una sentencia en primera instancia que lo declara culpable del delito de cohecho, dijo a Sputnik su abogado, Fausto Jarrín.

    Más temprano este martes, la justicia ecuatoriana condenó al exmandatario a ocho años de prisión por el caso sobornos.

    "La opción de venir a Ecuador a fin de año para la campaña política está firme, es la decisión principal que él ha tomado desde el inicio de estos procesos y no la cambia la sentencia de hoy", dijo Jarrín a Sputnik.

    El tribunal que condenó a Correa y a varios de sus funcionarios durante su administración, señaló que la resolución suspende los derechos políticos de todos los sentenciados por un lapso de 25 años, lo que debe ser notificado al Consejo Nacional Electoral (CNE).

    Por su parte, Jarrín negó las acusaciones de la justicia y dijo que imposibilitar a Correa de sus "derechos democráticos" requiere de una "sentencia ejecutoriada" que está "muy lejos de conseguirse".

    "Esta es una sentencia de primera instancia, se va a poder apelar en varias oportunidades, por lo que las aspiraciones del expresidente y de su militancia no se han modificado en absoluto (…) esta sentencia es un intento desesperado del Gobierno por enviar un mensaje tanto dentro del país como fuera, pero realmente eso está en pañales, porque a este proceso le faltan las fases de impugnaciones, en las cuales se pueda revisar ciertas actuaciones", explicó el abogado.

    Consultado sobre la posibilidad de que Correa sea detenido y enviado a prisión cuando llegue a Ecuador, Jarrín dijo que ya están previstas las acciones que realizará la defensa.

    "Ya tenemos una estrategia para enfrentar esa situación, pero no la puedo evidenciar", se excusó.

    Correa tiene varios procesos judiciales pendientes en su país, incluida una acusación de ordenar el secuestro de un opositor en la capital colombiana, que ameritó un pedido de prisión preventiva.

    En agosto pasado, Correa dijo a Sputnik desde Bélgica, donde reside actualmente, que los juicios que enfrenta en su país son para evitar que participe en las elecciones de 2021.

    Además, dijo que pretendía ser candidato a la vicepresidencia de su país u ocupar una banca en la Asamblea Nacional.

    Según el artículo 108 de la Ley Orgánica Electoral de Ecuador, los candidatos no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento que son calificados como tales por el CNE.

    Errores procesales abren camino a solicitar anulación del juicio

    "Las contradicciones entre la justicia y la fiscalía abren la puerta para poder anular el proceso o poder conseguir la declaratoria de inocencia en la fase de apelación; con la sentencia, la investigación queda en entredicho porque los jueces decidieron utilizar una estructura completamente distinta para la acusación, lo que podría rozar con la ilegalidad", dijo Jarrín.

    Jarrín señaló que los jueces "echaron fácilmente por tierra" la teoría de la fiscalía, que estaba encaminada a acusar a Correa como líder de una organización criminal.

    Los jueces dijeron que la acusación de la fiscalía no "calza" y el proceso arroja una forma "completamente distinta" de autoría, según el abogado.

    "Ahora el tribunal dice que el expresidente Correa conocía lo que estaba sucediendo, que se utilizaban esos recursos para financiar al movimiento, por lo que fue un instigador por no ejercer su deber de cuidado", afirmó.

    Correa estaba acusado de ser la cabeza de una estructura criminal que recibía sobornos de empresarios para financiar campañas de su partido Alianza País y a cambio otorgaba contratos de obra pública.

    Además, en su opinión queda en "entredicho" la investigación de la fiscalía, porque el tribunal no admitió varias evidencias que habían sido declaradas como "pruebas contundentes".

    "Ahora los jueces van a tener que enfrentarse a una teoría completamente distinta (…) Manejar las cosas de esta manera, desordenada, al apuro, moviendo las fechas, convocándonos a la mitad de la peor emergencia humanitaria, acaba pasándole factura al Poder Judicial", dijo Jarrín.

    Sin embargo, el juez ponente del caso, Iván León, señaló este martes que las pruebas presentadas durante la audiencia permitieron probar que los sobornos entregados fueron reportados al nivel jerárquico superior de la organización, es decir a los entonces presidente Correa y vicepresidente Glas, según un comunicado de la Fiscalía.

    El abogado agregó que "los medios, que estaban demasiado pendientes de esta situación, están planteando esto como un asunto devastador; a mi criterio no lo es, es una sentencia de primera instancia, es susceptible de absolutamente todas las instancias de impugnación, realmente en lo procesal este asunto recién empieza", señaló.

    En su opinión, los jueces cambiaron la acusación de la Fiscalía porque vieron que los argumentos que se estaban utilizando no eran "fuertes".

    "Cambiaron abruptamente la acusación de la Fiscalía porque encontraron que no podían culpar a Correa con esos argumentos; esto nos abre las puertas para justificar las impugnaciones", reflexionó.

    La legislación ecuatoriana determina que el delito de cohecho no prescribe y puede ser juzgado en ausencia de los acusados.

    Etiquetas:
    corrupción, elecciones, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook