En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Argentina (368)
    0 51
    Síguenos en

    Después de dos semanas con las entidades bancarias cerradas por la cuarentena, los bancos abrieron sus puertas este viernes 3 en Argentina. Las calles se congestionaron con filas de adultos mayores para cobrar jubilaciones y asignaciones familiares. La desorganización recibió duras críticas, en especial por facilitar la propagación del coronavirus.

    Argentina vivió un día insólito en medio de las restricciones oficiales por la pandemia de COVID-19. Miles de adultos mayores, la población más vulnerable a la enfermedad causada por el coronavirus, tuvieron que hacer filas durante horas entre tumultos de gente.

    El Gobierno anunció la apertura de las entidades bancarias limitando su atención a jubilados y pensionados y quienes reciben asignaciones familiares y otros subsidios, sin anticiparse al inmenso caudal de personas que acudirían en simultáneo, una decisión desorganizada que resulta inentendible considerando el decreto de aislamiento obligatorio y preventivo.

    Tradicionalmente acostumbrados a retirar sus pensiones en persona, los jubilados concentraban la mayor parte de quienes esperaban para ser atendidos. Las familias que cobran asignaciones también complementaban las filas en áreas del país donde no está instalada la cultura electrónica de pagos con tarjeta o transferencias en línea.

    Las colas afuera de las entidades comenzaron a formarse desde la madrugada, con ancianos acampando en el frío de la noche, una imagen inexplicable que contradice los esfuerzos por cuidar a los más vulnerables.

    ​Horas más tarde, las formaciones llegaban a prolongarse por largas cuadras en algunos locales del conurbano bonaerense, la zona más densamente poblada del país, y las ciudades provinciales, y no fueron pocos los casos de personas que se descompensaron así como las aglomeraciones descontroladas.

    Si se suman los jubilados, pensionados, quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros subsidios, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) le deposita mensualmente a unas 18 millones de personas. Pero existen alrededor de 4.600 bancos en el país y la menor parte ofrece este servicio.

    Aun si solo se hubieran acercado una minoría luego de días de estar imposibilitados de ir a retirar y acumulando necesidad, lo que ocurrió era más que esperado, incluso inevitable, sin un correcto trabajo de comunicación y contención por parte de las autoridades y las entidades.

    El Gobierno anunció que la atención bancaria se extiende durante el fin de semana y demandó a las sucursales tomar las medidas de contención necesarias para asegurar el distanciamiento de metro y medio entre los formados y la limitación al 50 % de la capacidad dentro de los locales.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (368)
    Etiquetas:
    bancos, COVID-19, coronavirus en América Latina, coronavirus, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook