12:44 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Venezuela (290)
    0 30
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) presentó un informe sobre la situación de Venezuela ante la pandemia COVID-19, en el que señaló que implementa un plan de preparación y atención, con un requerimiento financiero de 61 millones de dólares.

    "El Sistema de las Naciones Unidas en Venezuela está implementando un Plan de Preparación y Atención al COVID-19, que se enfoca en complementar los esfuerzos nacionales, principalmente en las áreas de salud, agua, saneamiento e higiene y comunicación de riesgos. El requerimiento financiero es de 61 millones de dólares", indica la OCHA en el informe enviado a Sputnik.

    El referido plan se enfoca en áreas prioritarias especialmente para programas críticos con énfasis en salud, agua, saneamiento e higiene, y comunicación masiva.

    En su primera fase se encuentra fortalecer la capacidad de respuesta de 16 hospitales, ubicados en nueve estados Anzoátegui (este), Apure (suroeste), Bolívar (sur), Falcón (norte), La Guaira(norte), Lara (norte), Miranda (norte), Táchira (oeste) y Zulia (oeste).

    El programa también incluye intervenciones de acceso a agua, saneamiento e higiene en comunidades más vulnerables, que fueron seleccionadas de acuerdo a mayor densidad de población, mayor número de casos reportados, mayor riesgo de exposición, y zonas con una capacidad operativa inmediata de las organizaciones humanitarias.

    Retorno de venezolanos

    En su informe sobre la situación de Venezuela, la OCHA indicó que entre el 16 y el 27 de marzo, con la mediación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud, se realizaron dos reuniones entre el ministro de Salud de Venezuela, Carlos Alvarado y el de Colombia, Fernando Ruiz, para abordar la situación de la frontera.

    Colombia y Venezuela comparten más de 2.000 kilómetros de frontera terrestre, y la comunicación para abordar los planes que se realizan se ha visto afectada por la ausencia de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, pues Bogotá se niega a reconocer a Nicolás Maduro como presidente.

    El texto destaca que la Cancillería participó como observador en la reunión realizada el pasado 22 de marzo en Táchira (oeste), entre las autoridades gubernamentales y sanitarias de esa entidad y las del Norte de Santander en Colombia, por ser esta una de las zonas limítrofes con mayor flujo de personas.

    Además, se destaca que las autoridades de los estados Zulia, Táchira y Apure han reportado un incremento en el número de venezolanos que regresaron a Venezuela.

    En el caso del Zulia se destaca que entre el 15 y 23 de marzo 2.500 ciudadanos volvieron a su país por pasos informales y la OCHA obtuvo información que se mantiene el ingreso de entre 40 y 60 personas al día.

    En Apure, según el informe, se estima que de 50 a 100 venezolanos están retornando diariamente de Colombia, Ecuador y Perú desde el 17 de marzo, cruzando el río Arauca en canoas y por pasos fronterizos informales.

    "A diferencia de Táchira y Zulia, donde las personas que ingresan son evaluadas y enviadas a sus estados de origen para guardar la cuarentena, en Apure, las personas retornadas se mantienen en cuarentena con vigilancia médica regular en espacios de alojamiento temporal [albergues y casas de paso] que han sido habilitados por la municipalidad para tal fin", se indica.

    En la frontera con Brasil, la OCHA destaca que el paso fronterizo entre las ciudades de Pacaraima y Santa Elena de Uairén se encuentra parcialmente cerrado; pues existe una restricción absoluta del tránsito de venezolanos hacia el territorio brasileño, pero libre vía de Brasil a Venezuela.

    Pruebas de COVID-19

    La OCHA también reveló que hasta el 31 de marzo en Venezuela se aplicaron 1.779 pruebas para detectar el nuevo coronavirus.

    "Hasta el 31 de marzo se han realizado 1.779 pruebas, con una tasa de 8% de casos positivos", se indica en el informe enviado por esa oficina a Sputnik.

    De acuerdo con el texto, el Gobierno tiene 52.000 kits de diagnóstico de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y un millón de pruebas rápidas con el apoyo de China, Rusia y Cuba.

    De igual forma reportó que dispone de más de 2,3 millones de tabletas de fosfato de cloroquina, que se han empezado a usar de forma terapéutica en los casos positivos y destaca que la eficacia de este tratamiento está aún en proceso de investigación a nivel global.

    En el balance de la situación de Venezuela la OCHA destacó que el Ministerio de Interior realiza un plan de desinfección de áreas públicas para contener la proliferación de casos de COVID-19.

    Falla en servicios básicos

    Entre las advertencias que realiza la oficina de las Naciones Unidas en su informe sobre la situación del país en medio de la pandemia, destaca la inestabilidad de servicios básicos en varios estados.

    "A nivel nacional se han reportado fallas en los servicios públicos como electricidad y agua, especialmente en los estados Bolívar, Carabobo, Cojedes, Guárico, Lara, Falcón, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Zulia, estas fallas en el servicio crean desafíos para que las personas puedan adoptar las recomendaciones de higiene preventivas del COVID-19 en las comunidades", indica el informe.

    También se hace referencia a al refuerzo de la cuarentena colectiva en la Región Capital, ante el incremento de casos de COVID-19, y se resalta que se incrementaron las restricciones de movilidad.

    Además, "se ha reportado mayor escasez de combustible en el país, incluyendo en la capital, y las autoridades han priorizado el abastecimiento para los sectores que están respondiendo a la situación".

    Estos últimos dos aspectos afectaron el trabajo del personal humanitario y entre el 13 de marzo y el 31 del mismo mes reportaron ocho incidentes.

    "Tres estuvieron relacionados con la negación de tránsito a vehículos oficiales para la entrega de asistencia a la población, y el resto asociados a impedimentos logísticos y burocráticos por la falta de gasolina, limitación de entrada al país y falta de transporte", se expone.

    Los sectores que están atendiendo la pandemia poseen salvoconductos en Venezuela para abastecerse de combustible.

    Sin embargo, el informe detalla que "su efectividad en algunas zonas se ve limitada por la escasez nacional de gasolina".

    Hasta el momento, no hay restricciones para el transporte de carga ni para los ciudadanos brasileños y venezolanos con residencia permanente en Brasil.

    La OCHA destaca la importancia de la debida atención de las fronteras para evitar el incremento de casos porque, según constató esa oficina, "el punto de vigilancia epidemiológica en la Aduana venezolana tiene capacidad limitada para evaluar todas las personas que ingresan de Brasil".

    Hasta el momento, Venezuela registra 144 casos positivos de COVID-19, de los cuales tres fallecieron.

    De acuerdo con las cifras más recientes de la OMS, del 1 de abril, en el mundo hay 896.450 casos positivos de COVID-19 y 45.526 muertos.

    Tema:
    El coronavirus en Venezuela (290)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, coronavirus, COVID-19, Venezuela, ONU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook