En directo
    América Latina
    URL corto
    1428
    Síguenos en

    Mientras los casos de COVID-19 no dejan de aumentar en Brasil, el presidente, Jair Bolsonaro, sigue sumando perlas al collar de frases absurdas respecto a la actual pandemia. Desde intentos de minimizar el peligro del coronavirus hasta extrañas explicaciones sobre cómo afecta la enfermedad a los brasileños.

    La pandemia de COVID-19 ha puesto a prueba a todos los gobiernos de América Latina, la mayoría de los cuales han debido implementar medidas drásticas y muchas veces inéditas para evitar la propagación del coronavirus entre la población, tomando el tema con excepcional preocupación. 

    Sin embargo, otra ha sido la actitud del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, quien desde que comenzó la crisis en su país se ha despachado con una serie de declaraciones intentando minimizar el impacto de la enfermedad.

    A continuación, algunas de las varias afirmaciones del presidente brasileño sobre el virus que ha paralizado el planeta y que en Brasil ya se ha cobrado la vida de más de 70 personas.

    COVID-19: frases polémicas de Bolsonaro

    1 - El brote de coronavirus es una "fantasía"

    El coronavirus todavía no se había convertido en pandemia el 10 de marzo, cuando el presidente brasileño dio una rueda de prensa en Miami, luego de reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump.

    Al ser consultado sobre los riesgos del coronavirus, Bolsonaro se mostró reacio a darle importancia al tema, que ya afectaba brasileños desde la última semana de febrero.

    "Creo que hay un elemento, por decir, de fantasía o ficción a su alrededor. No está tan mal", sostuvo.

    2 – Bolsonaro no sufriría síntomas por su "historial de atleta"

    En todo momento, el presidente brasileño ha intentado minimizar los efectos que el coronavirus puede tener en las personas que se contagian. Durante un mensaje emitido a través de televisión a los brasileños, el mandatario reconoció que el virus ya había llegado a Brasil pero intentó tranquilizar sobre sus síntomas.

    En ese sentido, aseguró que, si él mismo se contagiara COVID-19, no sentiría más que "un resfriadito" o una "gripecita", debido a su "historial de atleta".

    En los días siguientes, medios brasileños se encargaron de recordar que hay cientos de deportistas profesionales afectados con la enfermedad y, al contrario de lo dicho por Bolsonaro, sí sufren síntomas.

    3 – El gobernador de Sao Paulo es un "lunático" por decretar cuarentena

    Los cruces entre Bolsonaro y los gobernadores estaduales de Brasil también caracterizaron la respuesta del presidente ante la crisis sanitaria. Uno de los cruces más explícitos se dio entre el mandatario y el gobernador paulista Joao Doria, que decretó una cuarentena obligatoria vigente entre el 24 de marzo y el 7 de abril.

    La medida no cayó bien a Bolsonaro, que en una entrevista con CNN Brasil calificó al jerarca estadual como "un lunático".

    "Está haciendo cálculo político en este caso. Lamento su posición, hacer política para promoverse", afirmó.

    El consideró además que "el exceso de remedio es tóxico, es ruín".

    4 – Bolsonaro saludó a simpatizantes a pesar de la sospecha de estar infectado

    No todos los exabruptos de Bolsonaro son con palabras. Algunos son con actos. Eso fue lo que ocurrió el 15 de marzo, cuando el presidente respaldó una serie de concentraciones de simpatizantes suyos en todo el país, a pesar de que ya regían restricciones para evitar aglomeraciones de personas.

    En las afueras del Palacio de Planalto (casa de Gobierno de Brasil) Bolsonaro ignoró las recomendaciones sobre el distanciamiento social y se acercó a un grupo de militantes para saludarlos e incluso tomase fotografías.

    Lo peor es que el contacto con las personas se dio apenas en medio de la sospecha sobre su posible infección con COVID-19. De hecho, el presidente se realizó un primer test el 13 de marzo y un segundo el 17, por lo que hasta dos días después de saludar a los simpatizantes no estuvo seguro de no padecer la enfermedad.

    5 – Algunos simplemente "van a morir" por el virus

    En diferentes entrevistas, el presidente brasileño no evitó confesar que su principal preocupación está en la economía.

    Al ser entrevistado en el popular 'Programa do Ratinho', el mandatario dijo despreocupadamente: "¿Van a morir algunos por el virus? Sí, van a morir. Algunos que están con deficiencias y otros que van a suceder (...) Va a suceder, lo lamento. No podemos crear ese clima que perjudica a la economía".

    En la misma entrevista, Bolsonaro ironizó incluso con la muerte de su propia madre con coronavirus, demostrando poca preocupación por la salud de su progenitora.

    "Mi madre tiene 92 años. Si la alcanza a ella, pobre, probablemente no va a resistir", ilustró.

    6 – Los brasileños no se contagian porque "bucean en las alcantarillas"

    A pesar del paso de los días y el aumento de casos en Brasil, la postura de Bolsonaro con respecto al coronavirus no se ha modificado. El jueves 26 de marzo volvió a minimizar la incidencia de COVID-19 en su país, descartando que el gigante sudamericano llegue a situaciones similares a las de Italia y España.

    Su argumento para decir eso, en una rueda de prensa con periodistas, es que el brasileño es "diferente".

    "El brasileño tiene que ser estudiando. Él no se contagia nada. Ves a un chico saltando en una alcantarilla, sale, se sumerge y no le pasa nada", afirmó.

    Etiquetas:
    Brasil, coronavirus, Jair Bolsonaro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook