En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en México (75)
    0 230
    Síguenos en

    El Gobierno de México anunció que el país entró en Fase 2 de contingencia por el nivel de contagio de COVID-19 al que se ha llegado. Asimismo, dio a conocer el plan con el que se pretende contener la situación durante la Fase 2 y 3. Esto, después de registrarse un total de 405 casos confirmados, 1219 sospechosos, 2161 negativos y 5 defunciones.

    Para el caso de México, la Secretaría de Salud y Dirección General de Epidemiología ha dispuesto un plan de tres Fases de contención. La Fase 2 —de dispersión comunitaria— se caracteriza por la propagación del virus entre los habitantes del país, sin que hayan viajado necesariamente al extranjero. Por lo que, las medidas de contención consisten en prácticas de higiene rigurosas y distanciamiento social.

    Para la siguiente Fase — de transmisión generalizada— el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, reconoció que el Sistema Nacional de Salud tendrá retos importantes.

    Sin embargo, ¿qué hay de la Fase 3? ¿En qué consiste? La tercera Fase es aquella en la que el virus se propaga de forma generalizada a lo largo del país. Según estimaciones de la Secretaría de Salud —SSA—, el punto máximo de contagio podría llegar a 250 656 casos lo que afectará el 0,2%, de población.

    Las medidas para esta Fase se centran en la suspensión de las actividades que puedan representar grandes conglomeraciones, extremar las medidas de higiene personal y evitar salir a la calle. Por otra parte, se activará el aislamiento social obligatorio para aquellas personas que resulten contagiadas.

    En otros países, se ha llegado a prohibir la salida de casas como forma de contención, no obstante, en México aún no se contempla esa posibilidad. Pues ello, implicaría parar las actividades económicas de una población que se sostiene, esencialmente, del trabajo informal de más de 70 millones de personas, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

    Sobre este punto, López Gatell subrayó que la SSA no planea la restricción de la movilidad pública como herramienta de salud nacional, puesto que esta es una "medida extrema" que se reserva a casos en los que se puede perder el control.

    Por ello, el Gobierno Federal ha dispuesto el Plan DN-III para la contención del virus que se aplicará durante el proceso de transición de la Fase 2 a la 3, lo que preve la participación de las Fuerzas Armadas para apoyar a la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19.

    A través del Plan Marina, las medidas de contención que se tomarán durante la etapa de transición y la Fase 3, será la habilitación de establecimientos —con 79 camas disponibles— para atender casos graves y centros de aislamiento voluntario —con una capacidad para recibir a 4 043 personas—.

    Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional —SEDENA— cuenta con la participación de 16 750 personas en disposición de trabajar durante el proceso de contención del COVID-19. Se trata de 1738 médicos cirujanos, 1727 enfermeras, 884 oficiales de sanidad, 8 152 tropas de sanidad, 649 cirujanos dentistas y 3 600 operativos de apoyo.

    De este modo, el Gobierno de México pretende enfrentar la Fase máxima de la emergencia sanitaria causada por la propagación del COVID-19. Su plan consiste, entonces, en poner a disposición todos los recursos de salud pública para atender a las personas que se contagien del virus.

    Tema:
    El coronavirus en México (75)
    Etiquetas:
    México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook