En directo
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Gobierno uruguayo fue lento ante el coronavirus y por los menos se demoró una semana en dar respuesta a esta pandemia, denunció, en diálogo con Sputnik, el secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), Jorge Bermúdez.

    "El Gobierno uruguayo fue muy lento (…) no es que uno lo diga viendo el diario del lunes; la verdad es que esto se tendría que haber discutido desde el 3 de marzo, luego de que el nuevo Poder Ejecutivo se había instalado, pero no se hizo y ahora se ven las consecuencias (…) El nivel de contagio de Uruguay con respecto a otros países es mucho mayor", dijo a esta agencia Bermúdez.

    Luis Lacalle Pou, del tradicional Partido Nacional (centroderecha), juró el 1 de marzo como nuevo presidente de Uruguay, poniendo fin así a 15 años de gobiernos del Frente Amplio (centroizquierda).

    Luego de dos semanas de la asunción de Lacalle Pou, el 13 de marzo, Uruguay registró los primeros cuatro casos del nuevo coronavirus.

    Hasta ese momento el Gobierno no había establecido ninguna medida de contención a pesar de que Argentina y Brasil ya tenían casos confirmados, dijo Bermúdez.

    El líder sindical afirmó que durante esas dos semanas la preocupación del Gobierno fue el aumento de las tarifas públicas y un nuevo paquete de medidas, denominado ley de urgente consideración.

    "El Gobierno se demoró por lo menos una semana en responder; estaba mareado con la fiesta, aquí hubo un proceso electoral, en el cual el objetivo era ganar las elecciones al costo que fuera", afirmó.

    Sostuvo que el Gobierno ni siquiera determinó la mayoría de los cargos públicos, por lo que los funcionarios de la administración anterior siguen estando en esos puestos y no hay directivas claras de acción.

    "Como esa fiesta correspondía a sectores económicos y sociales que fueron y son la orientación de este Gobierno, que son el sector financiero unido al sector agroexportador, había algunas medidas que tenían que tomarse, el dólar tenía que aumentar (…) La preocupación del Gobierno era hacer los mandados para la base social que lo sustenta; con tantos festejos no tuvieron tiempo de darse cuenta que la mítica garra charrúa que se usa en el fútbol no iba a ser suficiente para evitar que esta pandemia llegara a Uruguay", agregó.

    Otros problemas

    Bermúdez dijo que el nivel de contagio de Uruguay con respecto a otros países de la región es mucho mayor si se lo compara con su población.

    Mientras que Uruguay tiene 50 casos confirmados y una población de alrededor de 3 millones de personas, en Argentina hay 79, con una población de 44,27 millones, señaló.

    "Esto fue por la falta de previsión y también porque el Gobierno se paralizó a la hora de dar directivas claras; ahora el Gobierno está llevando una política de aislamiento social que busca evitar el pico de crecimiento exponencial del contagio, eso creemos que es correcto, pero el problema es que se hace tarde", agregó.

    Señaló que a pesar de que Uruguay cerró la frontera con Argentina, aún no se hizo lo mismo con Brasil.

    Denunció que los precios de los "insumos mínimos y vitales" que la población necesita para hacer frente a esta pandemia, como son el alcohol en gel y tapabocas, son fijados por el mercado.

    "Sube todos los días y la gente que tiene menos recursos económicos no puede acceder a ellos; tiene que haber un permanente control del Gobierno y no un llamado al autocontrol por parte del mercado (…) Si hay una crisis de esta magnitud y todos tenemos que poner nuestro esfuerzo, el Poder Ejecutivo tiene que gobernar y tomar decisiones; tomar decisiones significa perseguir la especulación que se está dando", indicó.

    Además, consideró que el Gobierno tiene que atender la situación de los trabajadores que están quedando desprotegidos.

    "Se están enviando masivamente al seguro de paro, hay que atender a esas situaciones; dicen que la gente se tiene que quedar en la casa, está bien, pero ¿quién le da de comer a esa gente?, ¿quién paga la luz y el agua? Tiene que haber una política social que vaya en línea con la política de salud; el movimiento sindical va a estar al frente para evitar que quienes lucran permanentemente con los productos básicos de la población no se hagan millonarios", agregó.

    El Gobierno exhortó a los centros comerciales, a excepción de las farmacias y supermercados, a cerrar.

    También dispuso el teletrabajo en las oficinas públicas, a excepción de los trabajos que sean categorizados como indispensables.

    Suspendió las ferias (mercados al aire libre) en el país que no sean alimentarias, y las que venden comestibles tendrán horarios reducidos.

    Además, Uruguay cerró las fronteras para los vuelos procedentes de la mayoría de los países con focos graves de COVID-19 y dispuso un bloqueo total de la línea fronteriza con Argentina.

    Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por la nueva cepa de coronavirus, SARS-CoV-2, que empezó a propagarse desde la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

    Actualmente en el mundo son 191.127 casos confirmados de COVID-19, enfermedad que surgió en diciembre pasado en China, y 7.807 muertos, informó la OMS en su último reporte.

    Etiquetas:
    coronavirus, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook