En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Argentina (99)
    0 50
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El Gobierno argentino pondrá en marcha una serie de iniciativas para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19, como la suspensión temporal de aportes patronales y el aumento presupuestario para obras viales.

    Las medidas "tienen el objetivo de garantizar la producción, el trabajo y el abastecimiento en un momento difícil en el mundo", señaló el ministro de Economía, Martín Guzmán en rueda de prensa.

    El titular del Palacio de Hacienda decidió "eximir temporariamente de contribuciones patronales a los sectores afectados de forma crítica".

    Las empresas alcanzadas por esta facilidad son aquellas dedicadas a actividades de esparcimiento, como cines, teatros, restaurantes, hoteles y compañías que transportan pasajeros.

    El Gobierno también pagará una parte del salario de los trabajadores en aquellos sectores que vean reducida su demanda.

    Esta iniciativa se llevará adelante al ampliar el Programa de Recuperación Productiva, puntualizó Guzmán.

    "Va a haber sectores de la economía que por los cambios en los patrones de vida y de gasto van a enfrentar menor demanda; lo que va a hacer el Estado es pagar una parte del salario de los trabajadores", explicó.

    El Ejecutivo también reforzará el seguro de desempleo.

    Más obra pública

    Por otro lado, el Ejecutivo de Alberto Fernández aumentará en 100.000 millones de pesos (1.550 millones de dólares) el presupuesto de obra pública, a fin de incrementar proyectos de infraestructura, construcción y refacción de escuelas.

    En paralelo, el Gobierno relanzará el programa Procrear destinado a la construcción de viviendas, con 100.000 nuevos créditos.

    Además se otorgarán otros 200.000 créditos de hasta 30.000 pesos (465 dólares) para pequeñas refacciones en los hogares.

    Todas estas acciones involucran a varios ministerios que integran el gabinete económico y social, cuyos representantes estuvieron reunidos en un encuentro encabezado por el presidente Fernández.

    De este modo, el Gobierno busca "asegurar el ingreso de las familias" ante el cambio de condiciones "en el cual se va a organizar el sistema económico", puntualizó el titular del Palacio de Hacienda.

    Ayuda productiva

    El ministro de Desarrollo Productivo, Martín Kulfas, también anunció incentivos para estimular la producción industrial.

    En primer lugar, se pondrán a disposición 350.000 millones de pesos (5.426 millones de dólares) para financiar capital de trabajo y compra de insumos, a fin de "dar liquidez al sistema productivo y comercial para que la cadena productiva no se frene", señaló el funcionario.

    Esta asistencia financiera tendrá por prioridad a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

    El Banco Central emitirá una disposición en los próximos días para que todos los bancos del país aporten una gran parte de este presupuesto, en concreto 320.000 millones de pesos (4.961 millones de dólares), "para financiar capital de trabajo a una tasa fija del 26 % anual", explicó el ministro.

    "Con estos recursos se podrá financiar el equivalente a una nómina salarial mensual completa", añadió Kulfas.

    Dentro de este gran paquete de medidas, el Gobierno también contempla lanzar créditos por 25.000 millones de pesos (187 millones de dólares) para productores de alimentos, higiene, limpieza e insumos médicos.

    Además se abrirá una línea específica de 8.000 millones de pesos (124 millones de dólares) para producir equipo tecnológico que permita garantizar la modalidad del teletrabajo.

    En añadido, el Gobierno destinará 3.000 millones de pesos (46,5 millones de dólares) para que 48 complejos industriales del país realicen obras de infraestructura y así se pueda dotar "de mayores capacidades a parques industriales y tecnológicos", indicó Kulfas.

    Ante la expansión del coronavirus, el Ejecutivo se comprometió a garantizar apoyo técnico y financiero a grupos de investigación, desarrollo y producción de material médico.

    La actual administración también establecerá una red con grandes empresas y cámaras para otorgar asistencia digital a pymes argentinas, y acelerará el pago de reintegros a la exportación de firmas industriales.

    Estas medidas se complementan con otras iniciativas anunciadas horas antes por el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Arroyo, que consisten en el pago de un bono extraordinario para la población más vulnerable, como beneficiarios de prestaciones sociales y jubilados que cobran la pensión mínima, y la exención de pagos de créditos por dos meses, entre otras pautas.

    Medidas generales

    El Gobierno argentino adoptó numerosas medidas para frenar que el coronavirus se propague entre la población.

    El ministro de Transporte, Mario Meoni, prohibió la circulación de vuelos domésticos y trenes y autobuses de largo distancia desde el 19 hasta el 25 de marzo, a fin de evitar los traslados durante el próximo fin de semana largo, debido a que el martes 24 es feriado en todo el país.

    Para evitar aglomeraciones, la cartera de Transporte también dispuso que los autobuses y trenes urbanos que recorren la ciudad y la provincia de Buenos Aires sólo pueden transportar a pasajeros sentados.

    Argentina tiene 65 casos confirmados de COVID-19, 37 de los cuales fueron detectados en la ciudad de Buenos Aires.

    Hasta el momento se produjeron dos fallecimientos por esta enfermedad.

    Ante el aumento de casos en países vecinos, el presidente Alberto Fernández ordenó el 15 de marzo el cierre de las fronteras del país.

    El jefe de Estado ordenó además la suspensión de cualquier espectáculo cultural o artístico y el cierre de todos los parques nacionales.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (99)
    Etiquetas:
    Argentina, coronavirus en América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook