En directo
    América Latina
    URL corto
    Coronavirus en América Latina (189)
    0 40
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Cuatro regiones de Bolivia adoptaron medidas agresivas de aislamiento, desmarcándose de anuncios contradictorios del gobierno nacional, mientras se mantenía en 11 el número de enfermos con COVID-19, la enfermedad transmitida por el nuevo coronavirus, informaron medios locales.

    "Hemos ingresado este lunes [16 de marzo] en una cuarentena urbana de 14 días, es nuestra propia responsabilidad de frenar esta pandemia sin perjuicio de lo que disponga el gobierno nacional", dijo Saúl Aguilar, alcalde de Oruro, ciudad capital del departamento homónimo, donde se registraron siete de casos de la enfermedad.

    La cuarentena de Oruro, a 230 kilómetros de La Paz, dejaba corto al segundo paquete de medidas anunciado el 15 de marzo por el Gobierno de Jeanine Áñez, que tras imponer una suspensión temporal de clases dispuso el trabajo en horario continuo, cierres nocturnos de restaurantes, bares, locales de diversión y transporte.

    La decisión de las autoridades de Oruro fue seguida por las de Sucre (sur), capital constitucional de país, y las de los departamentos de Tarija (sur) y Cochabamba (centro), que declararon cuarentenas o aislamiento regionales, en tanto otras cinco regiones aplicaban solo en el plan nacional.

    El gobierno, entretanto, enfrentaba un caos en La Paz, donde comercios, bancos, mercados y negocios comunicaban horarios dispares de funcionamiento siguiendo a anuncios oficiales contradictorios sobre el horario continuo de trabajo, que quedó fijado finalmente entre las 8:00 y 16:00 locales.

    Las autoridades nacionales, presionadas por varios gobiernos regionales a decretar el cierre de fronteras, accedieron solo a prohibir vuelos hacia y desde Europa y vetar el ingreso a ciudadanos y viajeros procedentes de China, Corea, Italia y España, manteniendo sin restricciones los viajes internos.

    La cuarentena en Oruro era cada vez más estricta según avanzaba el día, con progresiva paralización del transporte y el cierre de locales comerciales, salvo farmacias y parte de los mercados de alimentos básicos, informaron los medios.

    Según el alcalde Aguilar, en una de sus varias declaraciones a cadenas de televisión, "poco a poco se impone la disciplina en una cuarentena que es un sacrificio necesario por el bien común".

    Seis de los siete casos del nuevo coronavirus registrados en Oruro eran familiares o amigos de una de las dos mujeres de la tercera que trajeron el mal desde Italia, donde radicaron hasta la semana pasada, según informes oficiales.

    Ambas pacientes estaba en buena condición y podrían recibir el alta en uno o dos días, dijo al mediodía el ministro de Salud, Aníbal Cruz, al informar que no se habían confirmado nuevos casos desde el fin de semana.

    La pandemia del COVID-19 dejó temporalmente en segundo plano a la campaña política para las elecciones generales del 3 de mayo.

    A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (sudeste), causado por una nueva cepa de coronavirus.

    Ya hay más de 153.000 casos confirmados de COVID-19 y 5.735 muertes en 144 países, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, publicado el 15 de marzo.

    Tema:
    Coronavirus en América Latina (189)
    Etiquetas:
    Bolivia, coronavirus en América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook