En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Chile (267)
    0 30
    Síguenos en

    A pesar de la pandemia del coronavirus, cientos de personas se reunieron en la rebautizada Plaza de la Dignidad como es costumbre para manifestarse contra el Gobierno de Sebastián Piñera y la violación de los derechos humanos, y parece que las marchas van a continuar a pesar de las medidas sanitarias impuestas.

    La expansión de casos de COVID-19, que ha llevado a las autoridades chilenas a tomar medidas que restringen las aglomeraciones de personas, no impidió que los manifestantes volvieran a reunirse para entonar y gritar las consignas característica de la revuelta social en Chile.

    Una jornada del 13 de marzo en la que reapareció el joven estudiante Gustavo Gatica quien perdió la visión total producto de la represión de Carabineros.

    Esto a pesar de la prohibición de eventos públicos con más de 500 personas, que el 15 de marzo fueron reducidas 300.

    Esta medida no solo restringe las manifestaciones masivas, sino que podría poner en riesgo plebiscito sobre la reforma constitucional convocado para el 26 de abril, considerado que un evento que movilizará a muchas personas.

    Las autoridades señalaron que las garantías sanitarias están aseguradas. "Nosotros estamos pidiendo al Servel [servicio elector de Chile] los permisos para montar puestos sanitarios en los locales de votación y vamos hacer lo necesario para que el plebiscito se produzca con la mayor asistencia de votantes", afirmó el ministro de Salud Jaime Mañalich, en un punto de prensa.

    La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, afirmó que "el plebiscito es una actividad que para nosotros como Gobierno es realmente importante, realmente trascendental para el país" y que no descartan "tomar medidas como son los colegios especiales para generar la votación".

    Manifestaciones frente a la Policía
    © Sputnik / Carolina Trejo
    Manifestaciones frente a la Policía

    Mario Villanueva, dirigente de la Coordinadora Nacional No+AFP y de Unidad Social, en diálogo con Sputnik, señala que, "la movilización no se parará y sabremos, de ser necesario, encontrar las formas para que la gente se siga expresando y manifestando".

    "El proceso constituyente en desarrollo, fruto de la movilización desplegada desde el 18 de octubre requiere de un gran despliegue para lograr un amplio triunfo del Apruebo en el plebiscito", agrega.

    Respecto a las distintas manifestaciones sociales, el jefe ministerial indicó que "las marchas masivas no van a contar con autorizaciones públicas" por motivo de las restricciones sanitarias.

    Para la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Emilia Schneider, quien conversó con Sputnik, "hay que llamar a la calma" y hay que tomar las precauciones necesarias para que no se extienda el virus.

    "Desde la FECH estamos acogiendo principalmente los lineamientos del Colegio Médico, vamos a tener una reunión con las organizaciones sociales y el colegio médico para ver cómo podemos aportar a tomar en serio esta situación y tomar medidas lo más responsables posibles, y aportar desde nuestros lugares en la crisis sanitaria que estamos viviendo", recalcó.

    Emilia Schneider, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile
    © Sputnik / gentileza El Desconcierto
    Emilia Schneider, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile

    "Creemos que hay que evitar las aglomeraciones de personas y sin duda no hay que soltar la movilización, por eso estamos apoyando la realización de cacerolazos, distintas manifestaciones que no pongan en riesgo a la comunidad, a la ciudadanía y que respeten sobre todo las indicaciones del colegio médico", agregó Schneider.

    Desde la Asamblea Territorial de La Florida, su vocero, Tomás García, señaló a Sputnik que son suspicaces porque creen que "la pandemia que se ha extendido por el mundo y ahora Latinoamérica podría afectar la movilización por evitar la posibilidad de reunirse masivamente en las calles, los territorios y generar manifestaciones de gran envergadura como han ocurrido".

    "Cada día hay nuevos casos dentro de Chile, lo que obviamente va a perjudicar a las movilizaciones de los estudiantes, de los trabajadores, por el miedo al contagio. Miedo por el que dejen de ir a las movilizaciones y desarticular un poco la revuelta que vivimos actualmente", opina Amanda, estudiante del Liceo 1 de niñas de Santiago en diálogo con Sputnik.

    Mujeres con carteles protestando.
    © Foto : Pablo Salas
    Mujeres con carteles protestando

    Para Villanueva se deben todas las más medidas preventivas y de educación a la población "para que el virus afecte al menor número posible de la población", pero manifiesta que "obviamente el Gobierno aprovechará la emergencia para tratar de sortear la crisis, frenar la movilización social y el estado de rebelión en que se encuentra el país".

    Dado este mismo estado de rebelión, es difícil frenar las movilizaciones e impedir que la gente se manifieste a pesar de las medidas que adopte el Gobierno.

    "El pueblo con creatividad sabrá encontrar las formas de movilizarse y mantener sus exigencias por el término de la represión y violación de DDHH, demandas por derechos sociales como pensiones, salud educación salarios, entre otras. No dejar de tener en cuenta que se discute en el parlamento la reforma de pensiones y Chile exige pensiones dignas y término de las AFP y esta discusión no se puede hacer sin la presión y movilización Social", afirma.

    Una presión que ya están ejerciendo los secundarios quienes se han manifestado durante lo que lleva transcurrido el mes de marzo y que tiene varios colegios movilizados, lugares donde también se están implementando medidas de seguridad, esta vez realizadas por los y las alumnas.

    Toma Liceo.
    © Sputnik / Carolina Trejo
    Toma Liceo

    "Va a ser importante mantener la higiene dentro de los espacios, mi liceo se encuentra actualmente tomado, lo que genera momentos de bastante precarización en lo que se refiere a la higiene. Lo importante es estar pendiente de los compañeros y las compañeras si vemos que están enfermos, si están cansados, con los síntomas del coronavirus", explica.

    "Hay que mencionarlo y llevarlos al tiro [de inmediato] al médico, ver qué personas tuvieron contacto con la persona afectada, si sale positivo, y creo que en este caso, como nuestra movilización no es salir mucho a la calle sino dentro del mismo liceo, deberíamos entrar en cuarentena en la toma y en nuestras casa para mantener lo más controlado posible el virus y que las personas afectadas no salgan a la calle, y se arriesguen", remata.

    Mujeres con carteles durante la manifestación en Chile
    © Sputnik / Carolina Trejo
    Mujeres con carteles durante la manifestación en Chile

    Tomás García señala que tanto ellos como Asamblea entienden la gravedad del asunto y coincide en que "habrá que tomar las medidas para proteger a las compañeros y compañeras, e impedir que la movilización decaiga por la pandemia". 

    "Hoy estamos concentrados en seguir movilizados, en seguir organizando, en seguir informando a la gente sobre el proceso del 26 de abril, y sobre esta coyuntura que sigue abierta, y que es importantísima para lograr las trasformaciones sociales que el país necesita, basados en las demandas que la población a nivel territorial ha ido planteando", aunque destacó que, una vez que llegue la hora de tomar medidas, "se harán las correspondientes a nivel de los territorios".

    Tema:
    El coronavirus en Chile (267)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, protestas, manifestación, manifestaciones de protesta, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook