En directo
    América Latina
    URL corto
    Coronavirus en América Latina (188)
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia amenazó con usar la fuerza para romper bloqueos vecinales a centros de tratamiento de coronavirus, admitiendo dificultades para imponer orden ante el caos generado por la pandemia, de la que se reportaron esta semana los tres primeros casos, todos importados.

    "De corazón pido solidaridad con los pacientes de coronavirus. A la vez, les digo a quienes intentan frenar nuestra lucha contra el virus que no voy a permitir sabotajes en la atención de salud de los bolivianos", exhortó y advirtió vía Twitter la presidenta transitoria, Jeanine Áñez.

    Bolivia confirmó tres casos de la pandemia hasta la noche del 12 de marzo, ante lo cual el Gobierno de Áñez lanzó un paquete de medidas que incluía la suspensión de clases en todos los niveles y de vuelos hacia y desde Europa, además de la prohibición de eventos que reúnan a más de 1.00 personas.

    Áñez hizo esta advertencia mientras medios reportaban que vecinos bloqueaban un instituto militar adaptado como centro anti-coronavirus en Santa Cruz (este), que ella inauguró el 12 de marzo, y la preparación de similares protestas ante centros similares en Cochabamba (centro) y El Alto (La Paz).

    El peso de la ley

    El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, calificó como "demagogos" a quienes participaban en esos bloqueos, entre ellos vecinos y trabajadores sanitarios, según los medios, amenazándolos con una respuesta drástica.

    "Hay demagogos armando bloqueos y caos, para que el Gobierno no atienda a ciudadanos en la lucha contra el coronavirus. Eso va contra la ley. Aviso: caeré con todo el peso de la ley sobre quien sabotee la atención de salud de los bolivianos", publicó Murillo en la red social.

    Algunos medios reportaron múltiples denuncias de trato negligente del personal sanitario a los primeros enfermos del COVID-19, como se denomina a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

    Entre estos destacaba el tercer caso confirmado, el de un joven que llegó el 6 de marzo a Santa Cruz tras pasar vacaciones con su novia en España y en la ciudad de Miami, en Estados Unidos, quien acudió a primera hora del 10 de marzo con fiebre muy alta a un centro médico y pasó un "viacrucis", según relató su madre a la red Gigavisión.

    El hombre de 26 años logró que se le tomaran muestras para laboratorio después de diez horas de diversos trámites y solo en la noche del 11 de marzo se enteró de que era un caso positivo, a través de una llamada telefónica de un funcionario regional.

    La madre agregó que su familia no recibió ninguna instrucción de aislamiento ni tratamiento del enfermo, aparte de antigripales, y que tampoco había recibido hasta la mañana de este 13 de marzo una anunciada visita de inspección de personal sanitario.

    "La novia ha estado con él en todo momento y yo también, compartiendo el mismo vaso y comiendo del mismo plato, como se dice", añadió la madre.

    Áñez, quien se reunió este 13 de marzo con representantes de la comunidad internacional para discutir cooperación, reveló que había también incumplimiento de la orden de suspensión de clases en todos los niveles, hasta el 31 de marzo, advirtiendo con "tomar medidas más drásticas para hacer cumplir las instrucciones".

    Añadió que se reforzarían además los controles policiales en las farmacias y otros lugares de venta de insumos sanitarios como alcohol en gel, afectados por escasez y especulación.

    Tema:
    Coronavirus en América Latina (188)
    Etiquetas:
    coronavirus, sabotaje, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook