En directo
    América Latina
    URL corto
    Coronavirus en América Latina (189)
    0 60
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los Gobiernos de América Latina sintieron el embate del nuevo coronavirus en la región, que aumentó 726% su número de infectados en los últimos siete días, y tras una primera semana de relativizar la enfermedad que ya mató a más de 4.500 personas en el mundo, lanzaron numerosas medidas preventivas.

    "Yo creí que [el coronavirus] iba a llegar un poco más tarde, esa es la verdad", admitió el ministro de Salud argentino, Ginés González García, luego de semanas de declarar que sus principales preocupaciones eran la influenza, el sarampión –con dos muertes en ese país luego de muchos años- y el dengue, que suma tres fallecidos en 2020.

    Es que el otoño se acerca al hemisferio sur y el cuantioso aumento en la cantidad de casos, de 23 a 190 en apenas una semana, ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias que, ahora sí, despliegan medidas para combatir a la cepa nacida en diciembre en la ciudad china de Wuhan.

    El Gobierno argentino anunció la creación de un fondo de 1.700 millones de pesos (26,5 millones de dólares) para fortalecer el diagnóstico y el equipamiento de laboratorios y hospitales.

    El país sudamericano registró la primera muerte por COVID-19 en la región y se encuentra en fase de contención para evitar la propagación del virus, difundir métodos de prevención, detectar casos sospechosos, asegurar su aislamiento, brindar atención adecuada a los pacientes y fortalecer medidas de investigación.

    Así, Argentina también decidió cancelar todas las actividades deportivas, salvo la liga de fútbol y la copa Libertadores, además de obligar a una cuarentena a todos aquellos que procedan de un país con COVID-19, una decisión que también tomó Colombia, donde hay nueve casos confirmados.

    Brasil

    El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es otro de los que ha subestimado a esta enfermedad que ya se cobró más de 4.500 vidas en el mundo y que afecta a 52 connacionales, cifra muy superior a los tres de la semana pasada.

    "Obviamente tenemos en estos momentos una crisis, una pequeña crisis; en mi opinión, es mucho más fantasía (que otra cosa) la cuestión del coronavirus, que no es todo eso que los grandes medios de comunicación propagan por todo el mundo", afirmó el presidente en un discurso durante un evento en la ciudad estadounidense de Miami, según recogió el portal de noticias G1.

    De momento, el Gobierno federal no ha sorprendido con medidas radicales, salvo por la contratación de 5.000 nuevos médicos que comenzarán a trabajar en abril y el adelantamiento de las campañas de vacunación.

    ​No obstante, en un video divulgado en Twitter, el ministro de Educación, Abraham Weintraub, aseguró que el ministerio se está preparando con orientaciones de la cartera de Salud para tener listos "planes de aulas remotas", en caso de que sea necesario suspender las clases, una decisión que ya tomó el Gobernador del Distrito Federal para su jurisdicción.

    Chile

    En tan sólo una semana Chile ha visto crecer sus casos de COVID-19 de tres a 23.

    De momento, el Gobierno que preside Sebastián Piñera no contempla la suspensión de los eventos masivos, algo a lo que se ha acostumbrado en el último tiempo pero debido a las fuertes protestas en todo el país, que esta semana cumplen cinco meses.

    No obstante, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, manifestó su preocupación por el invierno que se avecina y por el próximo plebiscito del 26 de abril, en el que los chilenos deberán decidir si reforman o no la Constitución.

    "Esa es mi preocupación, que el plebiscito se pueda realizar, que no exista un obstáculo de salud pública para la realización material de este, pero que se afecte el nivel de convocatoria por el Coronavirus", expresó en una entrevista con el periódico local La Segunda.

    El ministro no descarta, de todas formas, adquirir hospitales de construcción acelerada, reconvertir las camas hospitalarias y tener el programa de vacunación de influenza, entre otras medidas.

    Mañalich fue la comidilla de los críticos del Gobierno al recomendar públicamente a la población saludarse con un gesto o reverencia en lugar de hacerlo con un beso, aunque el país trasandino fue uno de los más rigurosos para los viajeros provenientes de Italia o España, quienes deben permanecer aislados en su casa durante 14 días.

    La condición no eximiría a las estrellas de la selección de fútbol, Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Erick Pulgar, quienes juegan en ligas de esos países y que en caso de ser convocados deben viajar a Sudamérica para participar de las eliminatorias al mundial de Catar 2022.

    Perú, con 15 contagiados, y Paraguay, con cinco, decidieron suspender las clases en los colegios hasta fines de marzo y también algunos eventos públicos como conciertos, reuniones religiosas o actividades en lugares cerrados como cines y teatros.

    México y Centroamérica

    Con ocho casos, México es otro de los países que decidió medidas de corte presupuestario para enfrentar a la cepa.

    El Gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador contempló cuatro acciones en el presupuesto federal para enfrentar las consecuencias económicas del brote de coronavirus.

    "Asegurar el presupuesto del sector Salud, que fluya sin trabas; determinar cuánto se necesita en suministros y equipamiento y comenzar a comprar desde ahora; paliar el posible impacto del coronavirus adelantando el gasto público federal y de los (32) estados", y coordinar con el G20, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, "para analizar posibles reacciones coordinadas en política fiscal", comunicó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera.

    A pesar de no tener casos confirmados todavía, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretó una cuarentena en todo el territorio nacional para evitar el ingreso del coronavirus.

    El Salvador ya había prohibido la entrada al país de viajeros procedentes de China, Italia, Corea del Sur, Irán, Alemania, Francia y España, y restringió la libre movilidad de los ciudadanos de Honduras y Guatemala, país este último que hizo lo propio con los ciudadanos europeos.

    En Panamá, que tiene 11 casos y registró la segunda muerte de la región, se tomó la decisión de suspender actividades de aglomeración como ferias, cabalgatas, conciertos y juegos deportivos hasta el 7 de abril.

    Tema:
    Coronavirus en América Latina (189)
    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook