En directo
    América Latina
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    EL ALTO (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia y el grupo ruso Rosatom aseguraron que se mantiene el plazo de 2023 para la inauguración del Centro de Investigación Nuclear que construyen en El Alto, que dará al país sudamericano acceso a la última tecnología de usos pacíficos de la energía atómica.

    "Nuestro compromiso con el país es continuar con la construcción de estas obras para que podamos entregarlas lo antes posible", dijo el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, al concluir una inspección a las obras, incluido un centro de medicina nuclear que estaba casi listo para entrar en funcionamiento.

    El plazo de 2023 para la puesta en funcionamiento del complejo nuclear fue confirmado por el gerente general del proyecto Serguéi Musaelián, quien llegó de Rusia para participar en la inspección a las obras en el distrito Parcopata de El Alto, a unos 25 kilómetros del centro de La Paz.

    Estos anuncios despejaron las dudas que había sembrado a mediados de febrero un anuncio de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), contraparte local, de que había dado orden de paralizar el proyecto iniciado por el pasado gobierno de Evo Morales.

    Guzmán aseguró que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, que sucedió en noviembre pasado al depuesto Morales, tenía el propósito de "continuar con estas obras que van a ser muy importantes (…) haciendo un seguimiento minucioso para que esta construcción avance y se complete en el plazo previsto".

    Musaelián apuntó que el anuncio de paralización del proyecto de más de 300 millones de dólares no tuvo efecto.

    "Nunca hemos parado las obras, que concluirán en 2023, seguimos trabajando, seguimos suministrando los equipos, tenemos buenas relaciones con el Gobierno", dijo mediante una traductora.

    El centro nuclear boliviano que se construye a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar será el más alto y moderno del mundo, según un reciente informe de Rosatom.

    El complejo contará con una unidad de ciclotrón y radiofarmacia, una planta de irradiación de alimentos y otros productos principalmente para los mercados internacionales y un reactor nuclear de investigación y capacitación profesional.

    Los radiofármacos serán utilizados por los tres centros de medicina nuclear que ABEN construye simultáneamente en el país con tecnología canalizada por Argentina, uno de ellos dentro del mismo complejo alteño.

    Estos proyectos fueron declarados paralizados el mes pasado por el entonces director de la ABEN, Juan Alfredo Jordán, en un anuncio que pareció tomar sin sorpresa a Rosatom, que dijo no haber recibido nunca una notificación oficial de esa medida que aparentemente no llegó a concretarse.

    Jordán había denunciado supuestas irregularidades derivadas de cláusulas de confidencialidad acordadas entre Rosatom y el pasado Gobierno de Evo Morales.

    El nuevo director de la ABEN, Juan Carlos Vásquez, dijo que no había cambios en el proyecto con Rosatom.

    "No existe ningún tipo de modificaciones, los contratos se están respetando, el gobierno está cumpliendo con sus obligaciones así que no se ha parado esto en ningún momento", aseguró.

    El ministro Guzmán añadió que están en desarrollo auditorías al proyecto nuclear.

    Etiquetas:
    Bolivia, Rosatom
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook